Harry Potter y las Reliquias de la Muerte Parte I

Harry Potter y las Reliquias
de la Muerte Parte I
David Yates. El director más odiado y criticado por los fans de Harry Potter. Y no sin razón. La Órden del Fénix fue una broma de muy mal gusto, y El misterio del príncipe rozaba un estilo parecido a Crepúsculo, saga que odio desde lo más profundo de mi ser.

Sin embargo, esta vez, hay que reconocerlo: David Yates merece un indulto. UNO. Aún tiene que entregarnos la segunda parte del épico final.

No voy a negar la evidencia: era lógico tener miedo de que Yates pudiera cagarla. Y aún así, ha logrado superarse, cosa no muy difícil. Yo ya tenía mi entrada a salvo desde el martes 9 de noviembre. Hice bien, la sala de cine estaba petada de gente. Y tuve suerte: la fila que me tocó estaba en la misma posición de la pantalla: ni miran arriba ni abajo.

Vamos al asunto. Tengo que advertirlo: esto es un SPOILER descomunal. Si no has visto la película, cierra esta pestaña del explorador o deja de leerlo. 

La película no tiene el mismo inicio que el libro, cosa que ya habíamos vivido en la anterior entrega. Sin embargo, deja las cosas claras desde el principio: estamos en guerra, y el ministro promete que a pesar de todo, velarán por la seguridad de la ciudadanía.


También vemos unas escenas intercaladas: Hermione desmemorizando a sus padres, escena inventada, pero queda bien, y por otro lado, los Dursley lléndose de su casa.

A continuación, el título flotante característico de las películas. Aún más característico: el logotipo se agrieta según se acerca la cámara. Buen efecto.

Un mortífago vuela a la Mansión Malfoy: Snape. No va con Yaxley, aunque sí puede verse en breve. Snape entra, y Voldemort le recibe. Curiosamente, la voz de Voldemort en la versión catellana ha quedado muy rara en algunas escenas: parecía afónico. Vemos lo que ya conocíamos del libro: hablan sobre el traslado de Harry y Charity Burbage es asesinada. Un aplauso: la escena sigue muy bien el libro, aunque la escena de la varita quedó algo "rara", no sabría decir por qué.

Lo siguiente varía un poco, ya que la escena de los Potter no igue la misma estructura. Harry echa un vistazo a la casa y llegan todos. Ahí por fín se presenta Bill Weasley, ya con la cara cortada, y reaparece Fleur. Como curiosidad, Charlie Weasely no aparece en toda la película. Un personaje cambiado es Mundungus Flecher, que en la película es calvo.

Aún así, la escena sigue bien el libro: Harry se quiere negar, pero Hermione le coge los pelos y se tranforman. Cuando salen a la calle, Harry libera a Hedwig antes de ponerse en marcha. Todos salen volando y Ojoloco hace un gesto de aprobación a Harry. Entonces, una horda de mortífagos aparece en las nubes y se separan.

La persecución cambia, y los que hayan visto los tráilers lo sabrán: la persecución incluye carretera. Hedwig vuela para salvar a su amo, per un mortífago la asesina. Las persecuciones con los coches me han parecido surreales dentro del concepto de Harry Potter, quedaban raros entre los coches. Curiosamente, en la película, Hedwig es el dato que revela cuál es el auténtico Harry. La escena de las varitas cuenta con gran efecto visual, y también la rotura de la varita de Lucius y las barreras protectoras.

En este caso, vuelan directamente a La Madriguera, donde, siguiendo una vez más el libro (nuevo récord para Yates), siguen llegando los demás, George con la oreja mal, y la triste muerte de Ojoloco. Una lástima, me caía bien ese mago. Harry decide largarse, esto está pospuesto, y con fecha cambiada, aún deberían quedar cuatro días para la boda.

El día de la boda, Harry vuelve a besarse con Ginny, siendo interrumpidos esta vez por George, en vez de Ron. Scrimgeour aparece para entregar el testamento de Dumbledore, aunque esta vez no pelea con Harry como en el libro.

Siguiendo la historia, Harry lee la crónica de Elphias Doge acerca de Dumbledore. Esto ya es un FAIL. En toda la película no se menciona prácticamente nada acerca de la vida del anciano ex-director de Hogwarts. Era un asunto que traía miga, y sin embargo, se lo han pasado por la puerta de Alcalá.

La boda dura muy poco, solamente da tiempo a que mencionen muy poco de Dumbledore (irónico verdad), aunque también sirve para conocer al padre de Luna Lovegood, Xenophilius, y el símbolo de las Reliquias. Entonces, el Patronus de Kingsley avisa de la muerte de Scrimgeour y de la inminente llegada de los mortífagos. Harry intenta ayudar a Ginny, pero Lupin se lo impide para que escape.

En el Londres muggle, se cambian la ropa, y en el café pelean contra dos mortífagos.Justo después, van a Grimmauld Place. El encantamiento antiintrusos no es exactamente como lo tenía en mente, no daba ni gota de miedo. Harry encuentra el cuarto de su padrino, y Ron el de R.A.B., la incógnita del sexto libro: Regulus Arcturus Black. No encuentran el guardapelo, pero encuentran a Kreacher que les revela que el guardapelo se lo llevó Mundungus, de forma que Harry le manda a buscarle.

En Grimmauld Place, podemos ver más acercamiento entre Hermione y Ron, hasta que Kreacher llega con Mundungos y con uno de los regresos más ansiados: Dobby, un personaje que se ha ganado el corazón de muchos fans. También vemos la nueva política del Ministerio, y cuando Dung confiesa que el guardapelo lo tiene Dolores Umbridge, deciden entrar.

Aquí se acaba Grimmauld Place, una pena. La incursión en el Ministerio ha parecido un plan de última hora más que uno elaborado. Aún así, los actores contratados para estas escenas han sabido hacer bien su trabajo. Lamentablemente, Harry no se lleva esta vez el Ojo de Moody, que estaba incrustado en la puerta de Umbridge. En la sala de juicios, Harry ataca a Dolores, recuperando el guardapelo, aunque logran escapar por poco.

La partición de Ron parece menos grave de lo que debería haber sido, los efectos no siempre son buenos. Aquí si hay un cambio notable. Parece haber acercamiento entre Harry y Hermione, mientras Ron, celoso, les observa y escucha la radio por si dicen algo sobre su familia. Además, viajan andando en lugar de Aparecerse. El guardapelo no logra ser destruido.

Finalmente, Hermione habla sobre la espada desaparecida de Griffyndor y empieza a debatir con Harry. Ron termina enfadándose porque le ignoran, y finalmente, se va. Harry y Hermione siguen pasando los días, y terminan bailando. Esa escena habrá hecho malpensar a muchos. Sinceramente, tenían toda la pinta de estar a punto de... consumar el acto sexual, para no ser basto hablando. Mas de uno albergará esperanzas todavía pero no.

Por fin vemos Godric's Hollow. El cementerio queda muy melodramático, con Harry llorando por sus padres.  Luego, aparece la falsa Bathilda Baghshot. La escena de la casa es un poco lenta hasta que se desvela la serpiente. Hubo una cosa rara, se veía una habitación muggle. Finalmente huyen, con la varita de Harry rota.

La escena del lago. Muy buena. Si se rodó en exteriores, ruego un aplauso a Dan por haber aguantado el frío, sinceramentente, yo lo pasé al verle entrar al agua. Sin embargo, el estrangulamiento a causa del Horcrux no era muy notable, parecía que simplemente se ahogaba.

La escena del Harry/Riddle y Hermione/Riddle han estado muy trabajadas. Emma sobre todo quedó muy atractiva (no me voy a fijar en un hombre si soy hetero, ¿no? xD), y finalmente, con la espada de Griffindor, termina la pesadilla.

Hermione sin embargo no quiere perdonar a Ron, de forma que él le hace la pelota de una forma descarada no, el término siguiente, sobre todo cuando van a reunirse con Lovegood. La escena en la que se narra la fábula de los Tres Hermanos es muy buena, y pega con el estilo de la película. Xeno llama a los mortífagos, pero Harry y los otros logran huir.

Durante poco tiempo, pues se aparecen en un bosque, donde casualmente estaban los Carroñeros. Intentan huir, evidentemente, sin lograrlo así que Hermione le deforma la cara a Harry para que no le identifiquen, pero aun así, les llevan a la mansión Malfoy. Aún así, podía haberse hecho mejor, la persecución no parece muy trabajada.

Las escenas aquí cobran más velocidad. Hermione es torturada mientras Dobby se lleva de la Mansión a Luna y a Ollivander.

Luego, suben las escaleras y empiezan a pelear. La discusión entre Bellatrix y Dobby queda mejor que en el libro, metiendo el chiste de "Dobby no quería matar, sólo mutilar o herir gravemente". Y presenciamos la escena por la que miles de fans han twiteado: la muerte de Dobby.

Para cerrar la película, vemos a Volvemort, profanando la tumba de Dumbledore, y apoderándose de la legendaria Varita de Saúco.

En términos generales, está bien. No recuerdo en qué parte exacta, Voldemort interrogaba a Gellter Grindelwand acerca de la varita, y curiosamente, por lo menos en la versión castellana, confiesa que se la quitó Dumbledore. Raro, ya que en principio quería cubrirle.

Tampoco muere Colagusano, sólo queda inconsciente. Y falta indagar la muerte de Dumbledore, lo espero para la ultima entrega.

No ha estado mal, la espera ha merecido la pena. Falta conocer cómo terminará la saga. Es la oportunidad de Yates de subsanar sus errores.

Comentarios

  1. ¡Vaya análisis más concienzudo! Te reconozco que me leí el libro... y olvide casi todo tras cerrarlo.
    Centrándome en la película te digo que me gusta mucho el principio, logra darles a los protagonistas un trasfondo dramático y de soledad que permite empatizar con ellos, todo correcto hasta que se montan el chalecito en el monte, donde todo se alarga innecesariamente, me sobran escenas de los protan mirando el monte, sin embargo la evolución esta bien construida: Hermione se preocupa por Harry, Ron se pone celoso hasta que ya no soporta la situación y explota influenciado por el guardapelo. En esta película creo que esta bien clara la relación entre Ron y Hermione, así que no veo esa tensión entre la chica y Harry que si forzaban en las anteriores. La escena del baile los hace más humanos, Hermione esta destrozada y Harry trata de animarla, simplemente, no me dió la sensación que estuviesen "a punto de... consumar el acto sexual" como tu has escrito, básicamente porque las relaciones ya están muy claras (Ron-Hermione y Harry-Ginny) y porque ya no existe esa tensión que antes te decía.
    La incursión en el ministerio me parece que esta bien tal como esta, aunque un poco más de nervio y tensión por parte de Yates no le hubiesen venido mal. También destaco la visita al padre de Luna y el enfrentamiento con Bellatrix. La secuencia animada me pareció fantástica, lo más mágico de toda la película.
    En mi opinión la mejor de Yates a falta de ver la 2ª parte, pero demasiado alargada y con momentos aburridos.

    ResponderEliminar
  2. Estoy de acuerdo con todo lo que dices, excepto como dice Sr Nocivo, la parte del baile no me parece nada...sexual.

    yo personalmente echo de menos a Cuaron...a la película de "Harry Potter y el principe mestizo" yo la llamo "Al salir de Hogwarts" (porque eso parecía un capítulo de "Al salir de clase" mas que una película de Harry Potter

    por cierto, en una web dijiste que ibas a subir "la guía secreta de Harry Potter" en pdf...si la tienes por ahí se agradecería mucho porque no hay forma de encontrarla. Mi mail es tamara3787@gmail.com , muchas gracias ^^
    sigo leyendote, a ver si los extras del dvd dan de que hablar...

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Comenta, opina, lee otros comentarios y líala parda...