Regresando al blog, charlemos de enseñanza

Tras tanto tiempo sin teclear en el blog, he vuelto a la rutina de siempre. La falta de tiempo y de temas interesantes me había hecho dejarlo, pero esto es como los turrones El Almendro, que vuelve a casa, aunque no sea por Navidad, ya que sería demasiado tiempo antes de retomarlo.

Antes de comezar el meollo del asunto, les presento mi nuevo blog: El blog de Mortadelo y Filemón, que ya lleva un pequeño tiempo activo, y voy a ir actualizando este y el otro a la par (más o menos).

Y precisamente, ya que se habla tanto de la Operación Retorno, y sobre todo, por los niños, vamos al tema polémico: la huelga del profesorado.

En beneficio propio, como estudiante, apoyo la huelga. Como ciudadano, sin embargo... también, no voy a mentirles. He estado revisando declaraciones, escritos, etc. gracias al Menéame, lo cual me ha llevado a pensar.

No es una protesta por tener que trabajar dos horas más, sino porque con eso, muchos profesores se irían al paro. Y digo yo, ¿no hay ya bastante gente desempleada? Esto es un suma y sigue, no veo el fin... si hay que quedarse un par de horas más, muchos lo aceptan. De hecho, yo como alumno lo hubiera querido el año pasado para tener una hora de recuperación semanal de una materia de primero, cosa ya imposible.

Por otro lado, como ya han señalado muchos, al aumentar esas horas, se perderían horas de reuniones y de preparatorias de clases. Una reforma, ¿no se supone que sirve para mejorar algo? No veo la mejora en el momento en que se va a recibir una educación de menor calidad de la que hay ahora.

Y por otro lado, un rápido vistazo a las Becas. Han disminuido el número de Becas, y también la cuantía de las mismas por falta de dinero. Personalmente, lo vería normal de no ser porque el Ministerio de Cultura ha decidido subvencionar la película de la vida de Belén Esteban.

Manda cojones, y hasta la próxima.

Comentarios

  1. yo también estoy de acuerdo con esta huelga, no supone hacer trabajar a los profesores 2 horas más, sino evitar que muchos de ellos se queden sin trabajo y que baje aún más la calidad de la enseñanza pública.
    Creo que si hay que hacer recortes en los gastos del estado por culpa de la crisis habría que empezar por los sueldos y los gastos de los políticos (fuera coches oficiales, bajada de sueldo y que no puedan ocupar más de un cargo, entre otras cosas) y dejar de dar ayudas a centros de enseñanza privados, que para algo sus usuarios pagan por estudiar en ellos.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Comenta, opina, lee otros comentarios y líala parda...