¿Por qué estoy en contra del bilingüismo... impuesto?

Pues sí, me hallo en contra del bilingüismo impuesto. ¿Por qué? Porque es entrometerse en los estudios del personal más de lo necesario.

Me refiero. Ya se que el inglés es necesario para la vida actual, que sin él difícilmente se va a ningún lado, y todo ese rollo que no tengo ni pizca de ganas de desarrollar aquí. Pero no podemos imponerlo. No. No tiene sentido obligar a los niños a que estudien lo que no quieren. Por mucho que les vaya a servir. No veo al Ministerio de (escasa) Educación diciendo a los alumnos las carreras que deben tomar.

Al igual que con el tema del doblaje, no se puede imponer que la gente lo vea en VO si hay opción de verlo traducido con chistes locales.

Y no es que no me preocupen las nuevas generaciones. Me preocupan mucho (y más cuando pienso que son ellos los que tendrán que pagar mi pensión cuando sea viejo, me entra un miedo...). En fin, que me pierdo.

A lo que voy. ¿En serio pretendemos enseñar dos lenguas a la vez a las nuevas generaciones desde niños? ¡Si con una no dan abasto! Los jóvenes le dan diez mil patadas al diccionario cada día, en clase, con los SMS, los WhatsApp, el Tuenti, el Tonti,  el "JaiFaif" y todas esas mierdas... ¡y se la sudan! ¡Como les impongamos otro idioma, el destrozo nos provocaría una guerra internacional!

Coñas aparte, seamos realistas, aquí la gente no está preparada para aprender en bilingüe, y tampoco podemos hacer lo que están haciendo: despedir a profesores antiguos para poner bilingües. Se cargan el empleo, y traen más gente de fuera (que no estoy en contra de que venga gente a currar, pero no hay empleo ni para los de aquí, ni para los de allí). Esto sólo aumenta la cantidad de paro.

Dicho esto, cierro por hoy. ¡Hasta la próxima!

Comentarios