Tres años y mi mente sigue abriéndose

Imagen de Alberrta
Acerca de Internet uno lee de todo. Muchas cosas de lo perjudicial que es, la gente que hay, que no te puedes fiar... y todo ese rollo que no me interesa para nada porque es un dato totalmente objetivo y hasta que no se vive no se opina, coñe.

Pues yo llevo unos 3/4 años con Internet. Y pese a todo, ha sido una muy gran experiencia. Yo antes tenía una mente muy muy muy muy muy [período] cerrada. Apenas me paraba a pensar si tenía razón o no, y consideraba que la sociedad tenía toda la razón para "censurar" ciertos temas.

Ahora ya no. Tres años de evolución constante me han demostrado lo contrario. He expandido mis propias fronteras. En varios sentidos.

Para empezar, en el humor. Quienes me conocen, saben que mis chistes no tienen una puta gracia, pero no es sobre eso, sino el concepto general. Chistes de mal gusto, de qué se puede o no se puede bromear. Antes consideraba que cualquier alusión a los rasgos "destacables" de alguien (ya fuera obesidad, homosexualidad, y tantos temas 'polémicos' en este sentido) implicaba necesariamente el insulto. Pero después de miles de comentarios vistos, miles de coñas, videos en YouTube... uno se da cuenta de que de todo se puede hacer humor sin necesidad de ofender. Esto sobre todo se lo debo a los monólogos de Ricky Gervais, por cierto, quien explica muy bien el tema y con el cual estoy totalmente de acuerdo.


Más temas, otro tabú de la sociedad, el sexo. Lo más prohibido, y que irónicamente, con lo natural que resulta hoy en día, parece que sigue suscitando coñas, la masturbación, algo que sinceramente, era algo que me tiraba hacia atrás, no la práctica, pero sí hablar del tema y reconocerlo abiertamente (ahora nos encontramos una época en la que el 90% admite masturbarse... y el otro 10% lo hace sin reconocerlo). Y tampoco me escandalizo si la gente habla de "cómo lo hace", simplemente me mantengo al margen porque tampoco es algo que me importe mucho, la verdad. Sobre este tema, además, he de decir que creo haber ayudado a cierta persona a abrir su mente en el tema de la masturbación (sin decir quien, que luego tengo problemas xD quien es, si lo lee, lo sabe).

Y el tema que mentaba al principio, lo de no fiarse de la gente que hay por ahí... tengo que decir que eso es algo que también pasa en la vida real. A día de hoy, apenas he conocido hijos de perraca por la red, más bien al contrario, he conocido gente maravillosa por las mil vías posibles, ya sean blogs, foros, redes sociales... un gran círculo del cual no todos (ni de coña) se pueden considerar amigos íntimos, pero sí gente amable y agradable con quien me iría, si me fuera posible, a tomar una caña (o lo que procediera) en un bar.

Comentarios