Harry Potter y la Orden del Fénix (2007)

Nota: esta crítica, realizada por mi, data de 2009, fue escrita en un foro poco tiempo después de tener internet en casa. Esa primera versión está actualmente perdida, pues dicho foro ha desaparecido, pero hay un backup en uno que yo mismo creé (saludos mario, valle, y todos los demás). El post en dicho foro lo podéis leer aquí. Lo re-publico aquí, a estas alturas, por no permitir que mis "críticas originales" se pierdan.Espero que os guste.

La quinta película de Harry Potter, dirigida por David Yates, es, sin duda, la peor de todas las hechas hasta hoy. Su duración es la más breve hasta la fecha (2 horas 18 minutos) para un libro de 893 páginas, sobre todo, teniendo en cuenta que libros de menor duración, como La cámara secreta, han durado 2:45. Veamos un análisis más detallado.

La película se inicia casi automáticamente con el ataque de los dementores. Los detalles del libro eran bastante irrelevantes y totalmente permisibles de eliminar del film. El ataque de los dementores es similar al del libro, sólo que se hace en un puente, en vez de la calle desierta del libro. La aparición de la señora Figg era necesaria para bastante después, pero no hace su aparición Mundungus Fleatcher. Esta explica que conoce a Dumbledore, pero no hace mención a ser una squib, detalle también sobrepasado por Chris Columbus en La cámara secreta.

La discusión con los Dursley es muy pobre. Harry recibe una carta parlante (vociferador, o howler), que le indica su expulsión de Hogwarts. Pero no indica ni la vista, o la posible destrucción de la varita de Harry. Los Dursley llevan a su hijo al hospital, y la Orden del Fénix hace su aparición para llevar a Harry al cuartel general. Mientras que en el film sólo se conoce a Tonks, Kingley Shaklebolt (el mago de piel oscura), y Moddy, en el libro aparecían otros. Tampoco habían estado en films anteriores (como Dedalus Diggle, un gran fan de Harry, en los libros), pero se podría haber añadido a Remus Lupin, uno de los personajes más queridos por los Pottermaníacos. Moody comunica (ahora sí) la vista de Harry.

El viaje al número 12 de Grimmauld Place está bien logrado, a excepción de la "invisibilidad" que debía llevar Harry. La entrada sólo omite la nota de Dumbledore; un fallo algo perdonable, porque no explica lo del Encantamiento Fidelio, que no es vital, pero es necesario en la trama de la saga.

No obstante, no es tan fácil de perdonar que Harry no "explote" cuando sus amigos le cuentan lo referente a la Orden. La discusión mantenida por Molly y Sirius se hace prematuramente, y hace una pequeña intervención Snape (cosa que no hace en el libro, hasta mucho después).

Durante la cena, Harry se entera de que Cornelius Fudge está difamando a los que dicen que Voldemort ha vuelto (como Harry y Dumbledore). Aunque mantiene la línea del libro, Harry daba por sentado (según el libro), de que no se habían enterado aún. Todos se tendrían que extrañar, pues Harry lee el Profeta, pero éste hecho, medio-irrelevante, no parece importar al director. Por su parte, Sirius cuenta a propósito (au contraire que en el libro), que Voldemort está buscando un arma.

En vez de ver que la casa es de Sirius, que hay que limpiarla... pasamos a ver cómo Harry llega al Ministerio acompañado por el señor Weasley. La sede del ministerio está lograda, aunque el ascensor parece sacado de Charlie y la Fábrica de Chocolate, en vez del libro de Rowling. El director del film también decide perdonar el retraso de Harry a la vista, donde empieza un ataque sin piedad de Fudge (en lugar de Madame Bones, aunque es posible que la bruja vestida de rojo sea ella). Pero Dumbledore consigue un testimonio de Figg, para que se supiese que el ataque era provocado por alguien ajeno al libro. éste detalle no desentona: Dumbledore intenta que la gente sepa que Voldemort ha regresado. En efecto, el causante en la película es él, pero en el libro es Dolores Umbridge (aunque sería muy cínico decir "ha sonado como si dijera que el ministerio ha ordenado contra el chico", siendo la subsecretaria del ministro la causante). Dumbledore dice que "desde cuando se convoca un juicio penal por un caso de magia en menores", y la mayoría del tribunal vota a favor de retirar todos los cargos, por lo que Harry queda absuelto.

Tras esto, aparece la Estación de King Kross, donde vemos a Harry, Hermione, Ron, Ginny y los gemelos escoltados por Moody, Tonks y Sirius (en forma de perro), que entrega a Harry una foto de la Orden del Fénix original.

El viaje a Hogwarts se muestra bastante breve (unos segundos, nada más, eliminando detalles, como que Ron y Hermione han sido nombrados prefectos). En la estación de Hogsmeade, vemos a Draco diciendo improperios a Harry, como de costumbre. Luego, en las carrozas, Harry distingue un caballo alado, tirando de ella, pero únicamente Luna Lovegood también los ve.

En la cena aparece de nuevo Dolores Umbridge, y vemos a la profesora Trelawney, en el banquete. Este dato es falso: aparece en el banquete del sexto libro. Umbridge interrumpe a Dumbledore en su discurso, y con un otro discurso, avisa de que el Ministerio está interfiriendo en Hogwarts. Además, en la Sala Griffindor, Seamus acusa a Harry de mentiroso, discuten, y por la noche, Harry tiene otra pesadilla.

Umbridge hablaba en serio. En su primera clase, deja claro que no van a hacer conjuros. El motivo, de momento, no se desvela, al igual que en el libro. Harry se enfrenta a Umbridge y ella le castiga (un día, en el libro era una semana, pero esto supondría que Harry no podría ir a ver las pruebas de quidditch, y el quidditch es algo que no aparece en la película). En el castigo, la frase "No debo decir mentiras" queda marcada en el brazo de Harry.

Harry pasea por el bosque prohibido, y se encuentra con Luna. Le pregunta que son los caballos que sólo ellos dos pueden ver. Ella responde que son thestrals, y que sólo los ven quienes han presenciado la muerte (Harry ve morir a Cedric, y Luna vio morir a su madre de ella). Al volver al castillo, los alumnos observan una discusión entre McGonagall y Umbridge. Ella toma medidas, Fugde la nombra Suma Inquisidora (en una escena entre periódicos), y empieza a prohibir cosas y entrevistar profesores. Aparte, cabe mencionar que durante toda la película, se ponen 123 decretos, mientras que en el libro son 28 (motivo: más adelante). La primera profesora explusada por Umbridge es Trelawney, con una forma más rápida que en el libro (meses antes).

Mientras Hermione expone su disgusto a Harry y Ron, Sirius les visita por la Red Flu, y les recomienda que aprendan a defenderse solos, ya que Fudge cree que Dumbledore quiere reclutar alumnos para hacerse con el ministerio (ésto tendría que ocurrir tras lo siguiente). Hermione convoca a varios alumnos en el Cabeza de Puerco, para que Harry les de clases. Todos aceptan, pero Umbridge les escucha cuando pasan bajo el castillo a la vuelta y decide eliminar las asociaciones, amenazando con expulsar a quien incumpla la orden. Éste detalle también cambia respecto el libro; en el libro, un delincuente es quien se lo dice.

Neville encuentra de casualidad la Sala de los Menesteres. Ésto supone dos veces el mismo cambio: Neville no la encontraba, sino que Dobby se lo contaba a Harry, al igual que el episodio de las branquialgas de El cáliz de Fuego. En ese tiempo, vemos como Umbridge hace interrogatorios y espionajes con su Brigada, al mismo tiempo que vemos los progresos del Ejército de Dumbledore con Expelliarmus, Desmaio, Levicorpus... Como nota, éste último hechizo no aparece hasta el libro 6.

Vemos la reunión de Navidad, donde se despiden hasta el siguiente trimestre. Harry se queda hablando con Cho, y se besan. A pesar de que en el libro no aparece ese cacho, más adelante Harry lo confiesa a sus amigos, y no importa. Hermione explica por que llora tanto Cho, como en el libro.

Vemos la escena en la que Harry, durmiendo, se mete en una serpiente y ataca al señor Weasley, por lo que él, Ron y McGonagall van a ver al director. El director evita a Harry, pero cuando le mira de soslayo, Harry nota a Voldemort en su cabeza y le exige: "¡Míreme! ¿Qué está pasándome?". Éste detalle también es modificado: Harry tendría que sentir deseos de atacarlo, a punto de usar un traslador. Snape hace aparición y (cómo no, antes que en el libro), lleva a Harry a su despacho para empezar a enseñarle Oclumancia.

Tras esto, vemos la reaparición de un herido señor Weasley en el día de Navidad, justo cuando Harry y sus compañeros han de volver a Hogwarts. Aparece malherido, y propone un brindis por Harry. Este hecho impide ver al Hospital San Mungo de Magos, en el que se habla de la conexión Harry-Voldemort. Poco después, Harry se entera de que la casa es de Sirius (mucho después que en el libro), y le explica sus temores por si se está volviendo malvado. Sirius se lo niega, y los chicos vuelven a Hogwarts.

A su regreso, una sorpresa les espera: Hagrid ha vuelto, meses después que en el libro. Tras la disputa de éste con Umbridge, Hagrid cuenta su aventura con los gigantes (muy de pasada), y a continuación, vemos una imagen de Azkaban, donde cae un rayo y permite escapar a los reclusos; Bellatrix Lestrange entre ellos. Cabe destacar que es la única aparición de Azkabán en las películas. A pesar de que Fudge intenta culpar a Sirius, la comunidad mágica no se lo cree, al igual que Seamus, que pide perdón a Harry. En la Sala de los menesteres, Neville cuenta a Harry que sus padres enloquecieron por culpa de una maldición cruciatus de Bellatrix.

Seguimos en la Sala de los Menesteres, Harry empieza a enseñar a usar el encantamiento patronus. Vemos algunos resultados: Neville y Fred no lo consiguen, pero Hermione, Ginny, Ron y Luna consiguen convocar uno, con formas de nutria, caballo, perro y liebre, respectivamente. Pero empieza la redada de Umbridge, explota la puerta con un Borbarda Maxima (hechizo de la película), y se la ve, con Malfoy apuntado y agarrando a Cho. Un nuevo detalle se modifica, ya que los alumnos deberían salir corriendo por un aviso, la chivata debería ser una amiga de Cho, y le tendrían que salir granos.

En el despacho de Dumbledore, éste afirma en seguida ser el culpable, y cuando Fudge da la orden a Kinsley y Dawlish de capturarlo, éste huye con Fawkes. Además, es la primera aparición propiamente dicha de Percy Weasley (que ha dejado a su familia por el ministerio). Por otra parte, Dumbledore, en el libro, aturde a los magos del ministerio, y luego huye.

Al igual que en el libro, aparece inmediatamente el aviso de que Umbridge sustituye a Dumbledore en la dirección,vemos a Filch quitado todos los cuadros del castillo, y las puestas están cerradas. Aunque éstos detalles son inventados, unidos al hecho de crear 123 decretos, muestra la evidencia: Hogwarts está en plena dictadura, presionada por la institución del ministerio, y nadie puede hacer nada por evitarlo. Seguramente, hubo un cuadro sin quitar: el de la entrada a la Sala Griffindor. Aparte vemos a los alumnos castigados copiando, pero eso es irreal, aunque nos muestra cómo Harry se desinteresa por Cho.

Mientras Harry y sus amigos pasean por un puente del castillo, Hagrid les llama y les enseña (tras un comentario sobre lo furiosos que están los centauros) que trajo a su hermano Grawp, un gigante. Esto cambia, ya que en realidad, ocurría en un partido de quidditch. Ya hemos dicho que no hay quidditch en toda la película, y puede deberse a que ya habría en la película posterior, y así evitaba repetirse. Los chicos aceptan a cuidarle si Hagrid es despedido (marcando la diferencia, aquí no es despedido).

Harry sigue con las clases de Oclumancia, pero cuando Snape despotrica contra Sirius y James (padre de Harry), utiliza el conjuro protego para que no le afecte el legeremens de Snape, con lo que vemos el pasado del profesor: sin amigos, y torturado por James, Sirius y unos chicos más. Aunque no deja de ser cierto, se muestra más breve que en el libro, donde Harry lo veía al meterse en el pensadero de Snape. El profesor echa a Harry, y se encuentra con los gemelos y Michael. Umbridge dice que los malos tiene que llevarse su castigo, y Fred y George se dicen que su futuro está al margen de los estudios.

Vemos el examen de los TIMOS, sólo teórico y vigilado por Umbridge. Esta parte es totalmente inventada y mezclada: para empezar, el examen es teórico/practico y se extiende dos semanas, sin interrupciones, salvo un desmayo de Harry; pues los gemelos atacan deberían atacar antes. Además, utilizan bengalas que debían usarse antes, y largarse cuando inundan un pasillo. Pero la diferencia queda mejor, y los gemelos Weasley huyen en escoba, tras enviar un dragón de fuego a la "directora". Harry se desmaya y tiene una visión con Voldemort torturando a Sirius. Harry, Ron y Hermione van al despacho de Umbridge, sin hacer plan, pero Umbridge les pilla, y la Brigada Inquisitora captura a Ron, Hermione, Neville, Ginny y Luna.

Umbridge abofetea a Harry para preguntarle si iba a ver a Dumbledore. Lo niega, y Snape dice que no puede suministrar Veritaserum (o Suero de la Verdad) para que Harry confiese, ya que se había agotado con los interrogatorios de Umbrige. Harry le dice: "Tiene a Canuto en el sitio donde la guardan". Ésto significa: [Voldemort] Tiene a Canuto [Sirius] en el sitio donde la guardan [el arma]. Aunque Snape no se da por enterado y la película no lo indica, alerta a la Orden. Umbridge se prepara para usar la maldición cruciatus contra Harry para que confiese, pero Hermione dice que le mostrará donde está "el arma secreta de Dumbledore".

Umbridge sigue a Harry y Hermione, que improvisa, hasta donde antes estaba Grawp. Umbridge se percata del engaño, pero los centauros aparecen, y Umbrige les ataca. Sin embargo, Grawp la agarra, y eso posibilita su captura a manos de los centauros. Harry y Herminone vuelven al castillo, y ven que los otros chicos han escapado, con pastillas vomitivas, en lugar de con hechizos. Aunque Harry quiere ir sólo a Londres, todos le acompañan, por sugerencia de Neville y Ron, usando thestrals.

En el ministerio, nada más entrar por la puerta del Dpto. de Misterios, aparecen en la Sala de Profecías, en vez de en la mini-sala de las puertas. Harry no encuentra a Siruis, pero Neville advierte que en una esfera está el nombre dee Harry, y escuchan la profecía: El único con poder para derrotar al Señor Tenebroso se acerca; y el señor tenebroso lo señalará como su igual, aunque tendrá un poder que el señor tenebroso no conoce. Ninguno de los dos podrá vivir mientras el otro siga con vida. Eso el la mitad de la profecía del libro, y con aparición anterior a la debida.

Lucius Malfoy, Bellatrix Lestrange y más mortífagos acorralan a los chicos. Bellatrix vacila a Neville (¿Qué tal papá y mamá?) y éste alza su varita, para intentar vengarse. Aunque Lucius quiere engañar a Harry, diciendo que le de la profecía para mostrarle los secretos de la conexión Harry-Voldemort, por qué le intentó matar siendo niño, y su cicatriz, Harry da la orden y con conjuros desmaius en lugar de reducto, atacan a los mortífagos e inician la huida. Vemos a Harry, Ron y Hermione lanzando más conjuros aturdidores, Neville usando petrificus totalus, Luna hechizando con Levicorpus y Ginny explotando la sala con su potente Reducto.

Durante la huida, los mortífagos no se aparecen (no pueden), pero se trasladan rápidamente en nubes negras. Ésto no aparece en ningún libro de Rowling, pero así aparecieron el la película predecesora (El cáliz de fuego), y es un recurso muy usado en la película, aparte de que ahorra tiempo, y mejora el nivel del film. Con el reducto, la sala empieza a venirse abajo. Los héroes van a la puerta, y caen en una sala con un arco y un velo de vapor gris.

Al igual que los thestrals, sólo Harry y Luna oyen voces que salen del arco. Los mortifagos se transportan de nuevo con el truco de las nubes, atrapan a Luna, Ron, Ginny, Hermione y Neville y Lucius amenaza con matarlos si Harry no les da la profecía. Cuando se la entrega, Sirius usa el truco de la nube (blanca en su caso), le sacude un puñetazo a Lucius, éste cae para atrás, y la profecía se rompe, mientras que con más nubes blancas, aparecen Tonks, Lupin, Ojoloco, Kingsley y el señor Weasley.

Empieza una pequeña batalla, diferente al libro,y espectacular. Vemos a Tonks refugiando a los chicos, a Remus enviando un hechizo a otro mortifago, Ojoloco maldiciendo con su bastón, un mortifago y otro miembro de la orden (¿señor Weasley?) enroscándose con sus nubes y a Sirius y Harry contra Lucius y otro mortífago, en un pequeño duelo a dobles. Sirius acaba con los dos, y harta, Bellatrix lanza un Avada Kedavra en cunado aterriza y se disipa su nube contra Sirius, y este es absorbido por el velo.

Éste detalle es falso; Bellatrix no mata a Sirius con la Avada Kedavra: tenían que estar solos en una tarima, ella lanza un conjuro (aturdidor, probablemente, pues no se menciona su color en el libro), y éste cae para atrás, atravesando al arco, mientras Harry protegía la profecía (según el libro).

Dolorido, Harry sale en busca de Bellatrix, que ha empezado a huir. En el pasillo amplio, la apunta con la varita y grita: ¡Crucio! Pero no da resultado, pues sólo la derriba, pero no se retuerce de dolor. Una voz (en vez de Bellatrix), le insta a usarla otra vez, tenía que desearlo. Voldemort aparece envuelto en una nube negra, y con un movimiento del brazo, desarma a Harry.

Dumbledore aparece (a buena hora), y empieza un enfrentamiento con Voldemort. Aunque difiere mucho del libro sólo una diferencia es importante: Dumbledore ejecuta Expelliarmus y Voldemort Avada Kedavra, pero los rayos de luz conectan. ¡Eso es imposible! Uno de los detalles que no se menciona en la entrega anterior, es que las varitas de Harry y Voldemort tiene pluma del mismo fénix, y la conexión sólo aparece entre esas varitas, y los conjuros deberían haber rebotado (como pasó en el cuarto libro, con un hechizo de Harry vs Draco). Éste detalle es vital para la película 7, y habrá que ver cómo lo va a subsanar David Yates.

El duelo continua de forma espectacular (es casi lo único que aumenta el nivel de la película, usando agua fuego luz y oscuridad), hasta que parece que el Señor Tenebroso se rinde. Pero de pronto, Harry empieza a caer, como si fuera otra persona quien habla, a la vez que Harry recuerda cosas horribles, como las muertes de Sirius y Diggory, el ataque de los dementores... Esto se podría haber mejorado, pues muchas personas no han leído el libro, y no se dieron cuenta que que estaba siendo poseído. Pero Dumbledore hace ver a Harry que es diferente a Voldemort, y consigue que Voldemort salga del muchacho. Aunque este le dice : "Eres un necio, Harry Potter, y lo perderás todo", el ministro de Magia y varios aurores aparecen con la Red Flu, viendo a Voldemort, que huye.

Tras que Fudge diga: "ha vuelto", vemos nuevos titulares de periódicos: "Potter y Dumbledore, exculpados", "Dolores Umbridge, despedida y pendiente de investigación", "Dumbledore retoma la dirección", "¿Dimitirá el ministro?". A continuación, vemos un final distinto: Harry está haciendo el equipaje, y más adelante, habla con Dumbledore. Esto está al revés, para comenzar. Luego, la conversación tenía que ser más escandalosa: Harry tenía que haber gritado, y destruido los objetos de Dumbledore, sin que éste se inmutase.

En vez de eso, Dumbledore le explica lo que pasó en el curso: temía que Voldemort entrara en la mente de Harry, y por eso se ha distanciado de él en el curso, para evitarlo. Este detalle no ha sido muy notable: Cierto que no le ha dirigido la palabra en la mayor parte del film, pero desde la tercera película (dirigida por Alfonso Cuarón), con la sustitución del fallecido Richard Harris por Michael Gombon en el papel de Dumbledore, la relación de estos ha sido más frívola de la realidad de los libros.

Aparece la escena de vuelta a casa en el tren, sólo con una simple vista aérea, y éste ha sido también otro detalle olvidado (sólo aparece en la primera entrega). Harry pregunta si "Ninguno de los dos podrá vivir mientras el otro siga con vida" significa que uno tendrá que matar al otro. Dumbledore responde que sí, a diferencia del libro, pues Harry lo hará si el quiere, pero Voldemort estaba decidido a luchar.

La película es floja. Parecen haberse centrado más en efectos especiales (bien conseguidos, todo sea dicho), pero poco fiel al libro. Los castigos de Harry son sólo uno, en lugar de todos los que tienen lugar en el libro, y más detalles han sido eliminados (el ataque a Hagrid, McGonagall enviada al hospital...). Los fans de la serie (y me cuento entre ellos) esperábamos algo distinto, y no se merece mas de un 5.

Comentarios