"Ou may god" (3)

No sé que es lo peor del verano y las vacaciones. Que el descanso sea entre sudor y sudor, o que a mi regreso me hayan dejado una montaña de marrones para "ya". Pero yo... a mi ritmo, lo tengo claro. Y a los más idiotas, que se queden en espera.

Bzzzzzzzz. Bzzzzzzzz. ¡Empieza el festival matutino de las llamadas! Lástima que sea con "ll" y no con "m"...
-¡Dígamelo!
-Buenos días -¡OSTIAS! Uno que da los "buenos días". Anonadado me hallo-. Verá, tengo un problema con el ordenador.
-Cuénteme...
-Pues que estoy tecleando y no aparece nada en la pantalla.
Un usuario que se explica bien y sin exigencias... esto no se si debería contarlo, sé que no vais a creerme.
-¿Su teclado es de cable?
-Sí, es de cable.
-Cójalo, e intente retroceder diez pasos. Dígame si puede.
... ... ...
-Sí, he podido, estaba desconectado. Gracias.
-A mandar.

Joder... que sigo sin creérmelo, no he gritado, no me ha hecho falta tomarle el pelo... ¿habré atravesado un portal dimensional durante las "vacas"?

Bzzzzzzzzz. Bzzzzzzzzzzz. A ver.
-Bue...
-¡Tienequeayudarmetengounproblemamugordoynolosearreglar!
Se jodió la racha. Los usuarios amables son como el cometa Halley.
-Vale, dígame, de qué se trata.
-¡Lapantallalapantallalapantalla! ¡Tengocacabaruninformeparadentrounahoraynovalapantalla!
-¡Cálmese y vocalice! ¿La tiene enchufada acaso?
-¡Posclaro ustedquesehacreído! ¡Hastatienelalucecitanaranjapuesta!
JUAS. Clarísimo.
-Vale, ¿sería tan amable de apretar el cable que va desde la pantalla hasta la caja?
...
-Valegraciascuelgoquetengoprisadiós.

Un usuario express. Mola. A ver lo que tardan en volver a llamar.

Bzzzzzzzzzz. Bzzzzzzzzzz.
-¡RadioPizza, qué desea!
-¿Perdone?
-Nada, departamento informático. Cuénteme sus penas.
-Que no me entra la contraseña. Tengo que entrar en la máquina de mi compañero
-Y la contraseña es... -le pregunto, mordiéndome la lengua para no soltarle qué coño hace accediendo a un ordenador que no es el suyo.
-Se la vi. Eran 7 asteriscos.
No. No. ¡NO!
-Pues eso es un error muy grave, lo anotaré con mi máquina de escribir invisible y le atenderé en la mayor brevedad factible.
Y cuelgo.

El morro que tiene la gente. ¿Qué pretende? ¿Robar una carpeta de porno?

Bzzzzzzzzz. Bzzzzzzzzzz.
-¡Tengo un problema!
-¡Oh, yo también! ¿Podemos intercambiarlos, como los cromos de Pikachu?
-Oiga, que esto es serio. Estuve haciendo limpieza de carpetas y había muchas cosas que yo no usaba, las borré...
-¿Usa Güindos?
-Sí...
-¿Y borró usted GÜIN32?
-Pues sí, ¿cómo lo...?
-Porque no es usted el primer idiota ni el último que comete tal atropelía. Dígame su puesto de trabajo, que voy para allá.

Llevo uno de nuestros deuvedés pre-configurados. Cuando llego, intento asesinar al usuario con la mirada, pero mis poderes están aletargados. Me tiene miedo, aún así. Inserto el disco en el ordenador del usuario, y le doy una colleja. Elijo "Restaurar". Cada vez que tengo que hacer clic en Siguiente > le doy otra colleja. Y cuando termina todo el proceso, le doy una colleja más. Sin afán de lucro.

-Podrías cortarte un poco con las collejas.
-Las doy bajo prescripción de mi psiquiatra. Si no lo hago, saco el cuchillo jamonero.

Dejándolo con la incertidumbre de si hablo en serio o no, regreso a mi puesto. Y hay una llamada en espera.

-¡Cuénteme, amigo! ¡Oferta 2x1 para estupideces!
-Mi ordenador no me hace caso.
-¿Y desde cuando ese distanciamiento? ¿Le escucha? ¿Habla con él? ¿Permite que le cuente sus problemas? ¿Cumple satisfactoriamente con él en la cama? Mire que esa es la clase de cosas que...
-¡Deje de cachondearse de mi!
-Caballero, ¿ha oído hablar usted del comando Ctrl+Alt+Supr?

Pues no, no había oído. Me paso MEDIA HORA explicándole de lo que va la cosa, el gestor de tareas, y todo. Y cuando parece que le pilla el truco (según él) tira abajo el entorno gráfico. Muy bien, pues es mi hora del café número 1, así que le dejo indagando a ver qué cojones ha liado para liarla así.


Comentarios