La evolución de la palabra experto



Que conste que he dicho "evolución" porque "devaluación" me parecía una referencia demasiado obvia a The Big Bang Theory. Vamos a tomar la definición de "experto" en manos de WordReference:
experto, ta
1. adj. y s. Hábil o con mucha experiencia en algo:
este chico es un experto arreglando enchufes.
2. m. y f. Especialista en una materia:
experto en química.
Pues sí, en cualquier caso, si vamos a una tienda a pedir un ordenador, un enchufe, un reproductor MP3, una vela, un champú, una barra de pan... vayamos donde vayamos, quien nos va a atender es un experto, porque suponiendo que si trabaja allí, tendrá experiencia en ello. La cuestión es... ¿qué experiencia tienen los que nos intentan vender la moto en electrónica? ¿Media hora, cuando empezaron su jornada laboral por primera vez?

Es que en serio, no puedo creerme que vaya donde vaya siempre haya por lo menos un lisssssto que se hace pasar por un tío que lleva 20 años vendiendo piezas. Que yo no digo que no, pero querría saber entonces a quien colocó venderle toda la mercancía los años posteriores... Me acuerdo una vez, hará un par de años, acompañé a mi tío que se quería comprar un portátil. Nada muy caro ni excesivamente bueno, quería uno decente, con WebCam para utilizar el Skype y poco más. Pues allá que nos fuimos.

Fuimos en coche hasta el Nassica de Getafe, y hasta ahí puedo leer de marcas. Entramos en tres lugares diferentes: A, B y C. Pensé en hacer la comparativa de los tres para poder hacer una comparativa de qué ofrecía cada ordenador y a qué precio, y en base a mis consideraciones, decidir. Vamos a A, vemos unos cuantos modelos, y hay uno de los que tienen que me llama la atención, tenía de hecho al lado la hoja de las especificaciones. Perfecto. Salimos, y nos dirigimos a B, donde veo otras máquinas. Hay uno que me resalta, pero le faltan especificaciones. Hablé con uno de los que estaban atendiendo, y en un minuto me había sacado la hoja de las especificaciones. Perfecto (bis). Y vamos a C. Echo un nuevo vistazo, y hay uno que me recuerda ligeramente al de B. Parece algo más "recortado" pero había una diferencia de precios algo notable, de forma que le pido al que atendía las especificaciones del mismo. Pues en lugar de darme la hoja, empezó a decir: «Bueno, sí, este es un portátil normalito, con su Sistema Operativo, con las teclas... -empieza a teclear con una mano- algo sencillito...» y me mosqueé. En serio, ese tío pensaba, que sin decirme exactamente lo que tenía el portatil, e intentando venderme algo que no conoce... pues como que no es plan, obviamente. Como nota, terminamos comprando el portátil en B y tan bien que le va.

Que yo podría haber sacado la hoja de características, sí... pero no. Fui un cliente pidiendo asesoramiento, ergo, si no se me asesora, no voy a realizar la compra. Es un principio básico, me parece a mí. Pero sobre todo, cuando ni el que me lo quiere vender le da importancia (sería que se imaginaba la mierda de comisión que se llevaría si nos hubiéramos llevado ese portátil y no otro más caro... pero lo que son las cosas, que a ese no le compramos ninguno).

Otro caso que me contó ayer un buen colega que tengo... un día que se aburría en casa vio que el conocido centro comercial D tenían como slogan: «Sabemos lo que vendemos». Quizá a alguno ya le suene a cual me refiero. El caso es que al verlo dijo: Vamos a comprobarlo. Fue para allá, y dado que recientemente, se había comprado un equipo de sonido de cinco altavoces, quiso aprovechar para comprarse el subwoofer. Llega, y le preguntó al vendemotosdor que si tenían altavoz de subwoofer. El tipo le sacó un equipo de dos altavoces más subwoofer. Calmado, mi colega le dijo que no, que buscaba sólamente el subwoofer. El vendedor, que no le entendía. Pasaron unos minutos intentando entenderse, y el que atendía tuvo que admitir que llevaba poco tiempo en eso. Mi colega le dio una clase improvisada y luego fue buscando con el otro al lado hasta que señaló el subwoofer. El vendedor se extrañó: «Pero si sólo es un altavoz», a lo que mi colega respondió «Exacto». Porque únicamente buscaba el subwoofer, el de los graves, el resto del equipo ya lo tenía. Y le contó precisamente al que vendía que lo había hecho para poner en práctica si era cierto eso de que "sabían lo que vendían".

Me mosquea, mucho... entiendo que su trabajo sea vender, pero que conste en vender presuponiendo que el cliente es imbécil, como consumidor me mosquea mucho. Y esto son sólo dos ejemplos, luego hay el experto que "es el que más sabe de toda la tienda", el experto que si necesitas una escoba te intentará vender una fregona con cafetera, el experto que se inventa los términos, el que no te entiende nada y se las ingenia para pasarle la pelota a otro, el experto que si necesitas una cosa te dará un sistutitivo similar (a mi, cuando pedí un pen-drive de 16GB intentaron convencerme de que por seguridad me comprara dos de 4GB y uno de 8GB... algo manejable...)... ¿Que todos los que intentan vender productos son esta clase de "expertos"? No. ¿Que es raro que en una tienda no haya por lo menos un individuo de alguna de esas características? Sí. O eso, o he tenido la mala suerte de ir siempre a tiendas que tienen en nómina a un vendemotos.

Comentarios