Matrimonio

Debería saber que normalmente celebro el fin de un matrimonio. Como institución creo que ha durado más de la cuenta por un largo margen. Pero he llegado a apreciar la premisa del vínculo. Es más intrincado de lo que había imaginado. El gesto más pequeño significa mucho. No debió haber entrado en la farsa que es el matrimonio. Ya tenía una pareja.
Así definía Sherlock Holmes en Elementary el concepto de "matrimonio", y creo que no podría estar más de acuerdo con él.

Quizá la juventud me hace verlo de una manera diferente, pero nunca he entendido esa necesidad (porque creo que no podemos definirla de otra forma) que tiene el ser humano de legalizar el amor que profesan. Siempre he apoyado el amor, la base de la humanidad está en los sentimientos. Pero esa lógica se me destroza cuando lo que van a hacer es firmar un documento por escrito.

Hace unos días, tenía esta conversación con una amiga:


Léase, un tipo de relación normal, como cualquier otra persona, ¿no? Pero el elemento "legal", el de compromiso por escrito lo veo como un oxímoron, esto es, una contradicción de los términos. Si nos apoyamos en la base que el amor se vive... ¿es necesario pasar por caja y estampar el sello que acredite los sentimientos?

Puedo entender que todo esto se remonta a la época todopoderosa de las religiones. La gente creía, y se decía que "lo correcto" era casarse. Pero actualmente, estando en época del libre albedrío... ¿qué necesidad existe de hacerlo? ¿Convencionalismo social?

Todo sea dicho, esto no implica que no lo respete. Animo a quien quiera casarse que lo haga, yo no juzgo, pero considero que si ya tienes una persona a tu lado, ¿qué utilidad tiene un documento? Considero más sencillo que dos personas vayan a vivir juntas y compartan su vida. Y si es lo que les apetece, que llamen a sus amigos y familiares y monten una fiesta que dure toda la noche si es necesaria. Como decía Groucho Marx: "El matrimonio es la principal causa del divorcio."

Comentarios