Ocho apellidos vascos (2014)

Dicen que el cine español es malo. Ya he tenido alguna reseña acerca de películas hechas aquí. Pues bien: esta película rompe con ese tópico (al mismo tiempo que se mete con otros veinte).

Ocho apellidos vascos (2014), LA película. En mayúsculas como si fuera un título, porque está arrasando. Y no es para menos.

Si bien he tardado un mes en ir a verla, por lo menos no ha sido en balde la visita al cine. La película es una comedia pura. A la española, pero mejor hecha. A base de sacar los trapos sucios del País Vasco y Sevilla, logra sacar una carcajada durante prácticamente toda la cinta. El final, todo sea dicho, es algo más sentimental. Pero aún así deja con buen sabor de boca, ya que no termina siendo meloso.

Porque ante todo, es una historia de amor, pero no al uso. UN joven sevillano llamado Rafa (interpretado por Dani Rovira, qué grande es) se enamora de Amaia (Clara Lago, de la que me declaro fan), una vasca que no siente especial simpatía por los sevillanos y que ha roto con su pareja. Tras una noche en la que llegan a liarse (sólo eso) ella vuelve al País Vasco. Rafa decide ir a buscarla. En el trayecto conoce a Mercedes (Carmen Machi), quien le será de ayuda cuando, por un error, el padre de Amaia, Koldo (Karra Elejalde) reaparece en la vida de su hija.

Pero, ¿para qué hacer una comedia romántica cuando puedes hacer una comedia con el amor? La película es un constante chiste, haciendo gala de los tópicos de los sevillanos y los vascos. Momentos como la hora de cenar en el País Vasco, Rafa intentando aparentar ser vasco, Amaia resistiéndose a seguir el juego de "carameleo" con su supuesto novio... Y por supuesto, la tremenda ignorancia y desconocimiento de lo que hay fuera de su tierra natal. Un guión sublime.

Y el reparto hace la segunda mitad del trabajo. Dani Rovira tiene una gracia natural que provoca que te tengas que reir. Sí o sí. Desde que le vi en "El club de la comedia" me río con él. Enorme. Y Clara Lago lleva bien un papel que podŕia ser peligroso. Un personaje como el suyo necesitaba carisma (porque ser borde no suele ser precisamente un cumplido), pero ella ha sido capaz de hacerlo a la perfección. Cerrando ese elenco, Carmen Machi (que desde que dejó Aída no la había vuelto a ver) y Karra Elejalde (que, para qué nos vamos a mentir, no le había visto antes, pero ha hecho una actuación más que buena) han sido los complementos perfectos.

Me he enterado de que va a haber una segunda parte. Y no lo veo muy claro. Esta película lo tiene todo para entretener. Intentar llegar de nuevo a estos niveles estirando la trama para otra película... No se yo. Creo que es una apuesta demasiado arriesgada. Pero claro, si nadie creía posible que el cine español fuera tan arrasador (compitiendo directamente contra El capitán Américai y Noé), ¿por qué no podría repetirse?

Comentarios

  1. Le tengo muchas ganas a esta película, al igual que a "3 bodas de más", otra comedia española que también tuvo mucho éxito.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Comenta, opina, lee otros comentarios y líala parda...