Otro post random

Suelo llegar a este punto en el que ya no sé de qué más hablar en el blog. En serio, por eso me gustan tanto los post random, para poner un poco de todo, sincerarme, y no hablar de mucho al mismo tiempo.

Por un lado compartir que el horario de las prácticas es agotador. Empecé a finales de marzo, y entre el transporte y las horas para comer se me van doce horas diarias. Estoy fuera de casa de 9:30 a 21:30. Esto desde luego no es vida, joder, no da tiempo absolutamente a nada. A nada. "Bienvenido al mercado laboral", me dicen, pero el problema está cuando se trata de prácticas no remuneradas. "Cobrando también protestas" me aseguran, pero seguro que menos. Ya tienes un motivo de peso para aguantar el tipo.

Luego también, no se qué cojones me ocurre que llevo toda la semana durmiendo mal, ni siquiera con este maravilloso puente de mayo he logrado descansar en condiciones. Puede ser porque este miércoles tengo el examen (los que seáis creyentes ponedme una velita, y los que seáis ateos, otra. A las Leyes Físicas del Universo aunque sea. Que yo tampoco creo, pero vamos, que me voy del tema).

Muchas veces pienso en abrirme un blog alternativo. Hay muchas cosas que quiero decir, muchas, pero por temas de quién puede leerme, no lo hago. Eso creo que nos pasa a muchos, sobre todo cuando decimos a la gente que nos lean y eso. Es el problema muchas veces, la autocensura, que no me mola nada, pero tendemos a hacerla porque sí. Y no hay más.

Estoy también con cierta crisis de creatividad, no se me ocurre gran cosa sobre la que escribir. Ideas tengo muchas, pero ninguna se desarrolla en condiciones. O empiezan a fraguarse a mitad de la historia y me devano los sesos sobre todo lo que tendría que haber antes para llegar a ese momento.

Por último, pero no menos importante, para ir cerrando, primer domingo de mayo:

¡FELIZ DIA DE LA MADRE!

Comentarios