Trabajar ¿gratis?



No voy a hacer ir criticando a este hombre. Por lo pronto. Simplemente me apetecía reflexionar un poco (aunque lo catalogue como "actualidad". No es que estas reflexiones vayan a ser profundas, es un simple vistazo al panorama) sobre ese consejo que ha sido víctima de muchos comentarios sarcásticos en las redes sociales.

Vamos a ver, estamos en la época de los economistas liberales. Que tiene que venir a ser algo así como "para ganar dinero voy a hacer lo que me salga de la punta del nabo", eso es lo liberal. Y por supuesto, "porque dinero ya tengo pero lo voy a multiplicar a base de cargarme la clase media".

Insisto, esto no va por Marcial. Pensemos. Actualmente un contrato más o menos estable es algo así como una utopía, algo reservado para unos pocos privilegiados. La economía liberal produce ciclos, ciclos de despido masivo de gente, ciclos de deshaucios masivos, y por tanto, ciclos en los que cada vez más gente necesita encontrar un empleo para vivir.

Pregunta rápida: ¿cuál es el objetivo de cualquier empleo?

Si has respondido "la remuneración económica" has acertado. Pero ya no eres un economista liberal. Te mueves pensando en el dinero, sí. Pero en el tuyo, no en el de los grandes. Mala gente.

Porque cuantas más vueltas le doy, más claro veo lo que pasaría si empezáramos a buscar empleo de esta forma. Pongamos que la mitad... la cuarta... venga, todos los parados de Madrid se ofrecieran de esta forma cuando llevan el currículum (o lo mandan por email). Sería una cosa más o menos así...

«Hola, buenos días. Me llamo Fulano de Tal y Pascual. He visto en su cartera de empleo que buscan un vendedor de neveras de playa para la temporada de otoño-invierno. Tengo bastante experiencia en el campo de las ventas, como puede verse en mi currículum. Les ofrezco trabajar dos meses a prueba, sin necesidad de contrato, para que valoren si soy merecedor del puesto. Un saludo...»

Ahora pongamos que la empresa en cuestión... no sé, Fresquibiris S.A., recibe un tío así. Y otro y otro... y se topa no con uno, sino con veinte, cincuenta, cien tíos que se ofrecen a currar dos meses gratis. ¿Qué sería lo justo? Fichar a los que me interesa, ver si cumplen y si lo hacen, contrato fijo. O temporal por seis meses, o lo que sea.

Pero... ¿cuál es nuestra triste realidad? ¿No es más probable que, a fecha de hoy, te hicieran trabajar dos meses gratis... y a continuación, te mandan a la puta calle de nuevo para fichar a otro por dos meses sin pagarle también? Joder, es la mano de obra más barata que existiría, trabajadores voluntarios, como en una ONG.

En otras palabras, si ofrecemos nuestra mano de obra a precio cero... ¿cómo va a crecer la economía? ¿Qué te va a solucionar a ti eso si tienes que pagar casa, gas, electricidad...? Vamos, cosas que cada vez están más caras (como siempre, economía liberal), pero hemos decidido ayudar de buena fe a esas pobres empresas que están facturando menos (seguramente porque de forma liberal despidieron gente para ahorrar nóminas pero ahora no dan abasto con todo el trabajo que hay).

Personalmente, la única forma en la que vería viable trabajar "by the face" sería en una sociedad como esta. Pero como todo lo que se sale de la línea suena a utopía, mejor ni nos paremos a pensarlo, ¿no? Así funcionamos. Y así nos luce.

Comentarios

  1. Eso es, facilitemosle a las empresas trabajadores gratis a los que echar a la calle a los dos meses antes de trabajar.

    Por otro lado todos (o casi todos) hemos realizado prácticas no remuneradas, que viene a ser lo mismo y que lo hagas bien, o perfecto, no significa que te contraten.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que me lo digan a mi, que he hecho dos ciclos formativos de grado medio.

      Eliminar

Publicar un comentario

Comenta, opina, lee otros comentarios y líala parda...