Exposición Francisco Ibáñez en el Círculo de Bellas Artes

Así soy yo, puedo estar semanas sin publicar y en un mesecito me pongo las pilas incluso en nochebuena. Pero bueno, como aún no es hora de empacharse con los turrones, polvorones (envía tu Vine diciendo "Pamplona" comiéndote uno con el hashtag #polvorónFelikis) y pavo, voy a dedicar unas cuantas líneas a la exposición que fui ayer.

Incluso a nivel visual la exposición es bonita.
La exposición se llama "Francisco Ibáñez, el mago del humor", un título merecido, yo diría de hecho que "honoris causa". Para los que somos como yo, que hemos tenido la suerte de nacer leyendo los cómics (o tebeos, o novelas gráficas o el término que gustes) de Mortadelo y Filemón, Rompetechos, El Botones Sacarino... es una verdadera delicia estar en la sala de la exposición.

Las paredes de la misma están adornadas con páginas de Ibáñez, desde sus trabajos de origen hasta los que nos pueden sonar más. De hecho, nada más entrar a la derecha nos topamos con una biografía realizada a base de círculos informativos desde que nace y le publican su primer dibujo, pasando por muchos de los personajes que ha creado, hasta la película en 3D que se puede ver en cines.

La sala no es especialmente grande, pero podemos deleitarnos con la obra del genio que ha sido Ibáñez. Podemos leer información de aquella época en lo referente al cómic español, datos interesantes que hacen única a la obra de Ibáñez, ver gags de revistas antiguas (¿algún fan de Tio Vivo por ahí?) y disfrutar también de páginas completas de Mortadelo, la 13 Rue o Pepe Gotera y Otilio citando algunos ejemplos. La gran mayoría de las hojas, como curiosidad, aparecen en blanco y negro (Ibáñez, como puede verse, no realiza el coloreado de las páginas) y en las páginas expuestas puede verse cómo se montaban para que el texto apareciera en los bocadillos.

Los amantes de estos cómics pueden disfrutar. Creo que, de no haber tenido un nacimiento tan tardío (nacer en los 90 ya hace que sólo conozcas lo más reciente, aunque tengo la suerte de contar con algunos ejemplares de las revistas Mortadelo y similares en mis estanterías) lo hubiera disfrutado incluso más, aunque siempre está bien conocer trabajos antiguos de un hombre que me ha alegrado la niñez con sus agentes más famosos y los personajes de su universo particular).

Hay también una "subsala" (pues es una habitación dentro de la propia sala expositoria) que recopila el merchandising de su trabajo. Al lado de una televisión (que en ese momento, si no erro, estaba emitiendo el making of de "Mortadelo y Filemón contra Jimmy el Cachondo") había vitrinas con peluches, puzles, tazas, platos, y cualquier curiosidad para fans que podamos imaginar (lo que incluye una cinta de cassette con el primer videojuego de Mortadelo y Filemón). Un regalo para la vista si te gustan estas cosas.

En definitiva, una exposición memorable, interesante (cuenta con visitas guiadas para quien le interese) y que, si vas a estar en Madrid, debes ir a verla, con tiempo hasta el 18 de enero. Esperemos que después lleven la exposición por el resto del país para disfrute de todos. El enlace a la web, por si os interesa, la tenéis aquí: http://www.circulobellasartes.com/evento.php?s=exposiciones&id=197


Comentarios