Arte perdido

Esta entrada va dedicada a todas las obras de arte que se han perdido a lo largo de los años y los siglos.

El origen de este pensamiento, al que creo que no le dedicamos bastante atención (salvo que nos toque algo así de cerca), viene a raíz de que llevando bastante tiempo administrando la Sherlock Holmes Wiki, me he topado varias veces con algunas piezas de las que se conoce la existencia, pero de los cuales, por alguna razón, se han perdido las copias existentes.

Y por supuesto, esto sólo sería la punta del iceberg. ¿Cuántas películas clásicas, auténticas joyas, han desaparecido? ¿Cuántas composiciones? ¿Cuántos libros? ¿Cuantos cuadros de artistas reconocidos? Obras del ser humano que pertenecen a la nada. Al no existir. A la desaparición. A la pérdida.

Y no sólo esas obras que se conocen pero que ya no están. ¿Y todas las obras perdidas? ¿Obras que se desconocía incluso la existencia? ¿Acaso no es triste saber que también se han llegado a perder? El ser humano es mortal y caduco, con un paso determinado por la vida, pero al crear arte, se pretende dejar una huella de bastante más duración. Es una pena que algunas de esas huellas se hayan hecho en la arena de la playa, donde una ola se ocupa de borrar su rastro.

Por supuesto, no todo son malas noticias. De vez en cuando van reapareciendo algunas de estas obras perdidas, o incluso, desconocidas (con el consiguiente trabajo de determinar su originalidad). Y eso está genial, pero sería mucho mejor que no hubiera llegado a desaparecer nunca.

Ese libro de relatos viejo de la estantería, ese DVD de una película mala como un dolor, ese cuadro que estaba en el altillo de la casa de la abuela en el pueblo... Todo eso puede tener un valor que ni siquiera conocemos, y como tal, nos deshacemos de ello.

Si pudiéramos viajar en el tiempo, la única acción que vería correcta sería rescatar todas esas obras antes de su pérdida (y probable destrucción).

Viviremos en el mundo de las ciencias, pero el arte sigue siendo una parte fundamental del ser humano, y hay que preservarlo del paso del tiempo. Y por supuesto, continuar creando. ¿Qué sería un mundo sin arte? Algo similar al escabroso Un mundo feliz, una imagen que me produce escalofríos. Necesitamos el arte.

Así que la próxima vez que la vieja colección de libros ocupe demasiado hueco en la estantería, o que no se sepa que hacer con ese rollo de películas antiguas que no puedes ver porque no tienes proyector, o que te de por usar como mantel ese lienzo que estaba en la casa cuando te mudaste, piénsalo un par de veces. Podrías estar ante la última obra de su especie.

Comentarios

  1. Es cierto que hay muchas obras de arte desaparecidas o caídas en el olvido más absoluto, pero en parte eso es lo que hace tan valiosas las que han llegado hasta nosotros, su vulnerabilidad y delicadeza.
    Eso no quiere decir que a mi no me importe que gran parte del legado de la humanidad se pierda, todo lo contrario, ójala pudiéramos conservarlo todo porque entenderíamos mejor nuestro paso por la historia, pero eso es imposible.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo sé. Podría alegrarme por todo lo que ha conseguido preservarse, pero me apetecía hacer un pequeño "in memoriam". Por suerte ahora tenemos mejores formas de preservar todo eso.

      Eliminar

Publicar un comentario

Comenta, opina, lee otros comentarios y líala parda...