Sobre qué se admiten y no las bromas


Visto el video, empiezo la tertulia. Diox sabe que no soy seguidor de Gran Hermano. Sin embargo, uso Twitter y es imposible evitar que me llenen el TL de basura granhermanastril. Y cuando hay polémicas, más aún. Sí, hablo del caso de la tal Argi esa que ha revolucionado las redes sociales. Así que, excepcionalmente y porque me toca la fibra, voy a poner en este blog sobre GH.

Sobre el tema de que si fue injusto que la echaran, etc. no voy a entrar. Lo que sí voy a decir es que entiendo que haya gente ofendida. Al margen de la casa, me trae sin cuidado la casa y las normas del programa. Hacer un comentario como el que hizo (que ni voy a mentar, es de sobra conocido), estando así la situación como la tenemos, es algo que debio callarse.

Y no estoy a favor de la censura, pero como ha dicho Gervais en el monólogo, todo depende del contexto de la broma. Es decir, esa clase de chistes la ves en un monólogo (ejemplo más claro, Iggy Rubín) se da por entendido que es una broma. Un comentario así en un grupo de amigos, por hacer el chorra, se entiende que es una broma. O un político se le ocurre comparar la Plataforma de Afectados por la Hipoteca con ETA y se entiende el cociente intelectual de los dirigentes de este país. Pero se te ocurre comentarlo, sin venir a cuento, en una casa llena de cámaras, que te van a ver cuatro millones de personas...

Remito de nuevo el monólogo, depende también de a quien le cuentes la broma... pues mira, se la ha jugado con eso, porque lo ha dicho delante de personas que no conoce, dentro y fuera de la casa. MAAAAAAAL. Si es que lo ha hecho MAAAAAAAAAL (no voy a ahorrar la obviedad de la tajada que va a sacar Mediaset por las audiencias, pero eso me es irrelevante, siempre ocurre).

En definitiva, que si el chiste (por llamarlo de alguna forma) lo hubiera contado en la intimidad no hubiera pasado nada. Pero soltarlo a los cuatro vientos, con la que está cayendo de comentarios sobre ese grupo en concreto... mala idea...

Comentarios