Historia de este blog

Al final, me he animado a escribir esto. Una breve historia de 'El blog de Felikis'. Así, por las buenas, porque me apetece, y porque no sabía qué otra cosa podría escribir.

Me inicié en la andadura como blogger con otro blog en el año 2009. Ese blog inicial se llamaba 'Al estilo de Risto'. ¿Motivo? Pues por el nombre, podéis imaginar que era un blog en el que me dedicaba a criticar, sin más. Y poco podía importarme en ese momento medir mis palabras o escribir de forma correcta. Bueno, lo de medir mis palabras es algo que me sigue importando poco...

Nunca llegó a prosperar mucho, pero era un entretenimiento que uno tenía. Plantándose el año 2010 yo continuaba escribiendo. Por aquel entonces, hice un post algo polémico, que no obstante, me sirvió para conocer a otro blogger, Sr Nocivo (o Chechu Rebota, como se ha puesto el username recientemente).

No mucho tiempo después, fui víctima de un hackeo. Corrió a cargo de mis "graciosos" compañeros de Sistemas Microinformáticos y Redes. Ser el pequeño del grupo tiene una de dos: o eres el protegido, o van a comerte. Y eso me pasó a mi. Ese primer blog aún puede visitarse, pero la verdad, prefiero no hacerlo. Si tenéis curiosidad, quizá San Google tenga la respuesta.

Pero no me rendí y abrí otro blog, 'Al estilo de Risto versión 2.0' nombre que ya se conservaría durante casi tres años más. Este blog también sufrió un hackeo. ¿De quien? De los mismos de la vez anterior, pero esta vez tuve más suerte y logré recuperarlo.

Desde entonces, el contenido del blog, si bien duro, ya había cambiado algo. Me había diversificado bastante, pues me apetecía comentar muchas cosas, y el resto del año tuve bastante actividad. Eso fue el preludio de lo que hay ahora.

El año 2011 fue una época de mediana actividad, aunque por algún motivo, el récord de visitas lo mantengo de por aquel entonces (¿el cambio del blog habrá hecho que me abandonen antiguos seguidores fieles?), y volvemos a lo mismo. El blog se había alejado en parte de su objetivo inicial. No obstante, por costumbrismo, el nombre se mantuvo.

Ya entonces empecé a desgastarme un poco, y quizá fue precisamente por el hecho de negarme a una reinvención completa. Iba buscando algo qué poder publicar, pero las ganas disminuían al tiempo que el año avanzaba. Como dato, por aquel entonces 'El blog de Felikis' ya era el subtitulo del blog.

Eso puede verificarse echando un vistazo a 2012: 17 entradas. Junio, julio, noviembre y diciembre ni siquiera tuvieron un simple post. De hecho, en las entradas ya lo decía, tenía una falta de inspiración tremebunda, y tratar siempre los mismos temas (pues en este pais todos los problemas suelen reunirse en los mismos puntos) hacía que ni siquiera yo le hiciera mucho caso a mi blog.

Y fue en diciembre de 2012, poco antes de finalizar el año, cuando me hice el planteamiento definitivo: o retomar el blog, o dejarlo morir en paz. Y lo retomé. Preparé un poco de chapa y pintura (lo mínimo, el aspecto gráfico lo había variado innumerables veces antes, y ahora me interesaba el contenido).

Plantámonos finalmente en este 2013, el verdadero resurgir del blog. El blog de Felikis pasó a ser el nombre oficial, tanto en el título del blog como en la URL (salvo que elblogdefelikis.blogspot... era muy largo y lo acorté).

Llevo desde enero procurando escribir al menos una entrada semanal (suelen ser entre dos o tres) y ya no sólo me dedico a la crítica, sino que hice como debí haber hecho hace tiempo, dedicarme un poco a todo lo que me gusta, de ahí que hable de series, anime, películas y sobre todo, empezar a escribir narrativa, algo que la verdad me ayuda a relajarme. He logrado crear un par de sagas, 'Ou may god', los relatos de mi BOFH (Bastard Operator From Hell) y la saga de 'El encuentro esperado' (esa que tanto os mola y que tengo intención de publicar este viernes su tercer capítulo).

Y más textos que tengo en mente por escribir. Y más ideas. Y queda aún año por delante para hacerlo. Y como aquí estoy tranquilo, sin molestar a nadie (quizá algún lector se ofenda, pero no escribo por agradar al personal, ni obligo a nadie que me lea), mantengo mi sancta santorum espero que por mucho más tiempo.

Comentarios