Feliz Día del Libro

Rescatando una lista de lecturas recomendadas del año pasado, y añadiendo los últimos libros reseñados.

  • Pséudolo, de Plauto (191 a.c.). Algo antiguo, desde luego. Una comedia griega. Muy breve y ligera de leer, en la cual el criado de Calidoro, llamado Pséudolo, se las ingenia para que éste se reúna con su amada meretriz, a base de mentiras, engaños, etc.
  • El guardián entre el centeno, de J. D. Salinger (1951, previamente serializado entre 1945 y 1946). El protegonista, Holden Caulfield, se escapa del internado previamente a su expulsión y se dirige a Nueva York. Drogas, alcohol, prostitutas... el libro lo tiene todo para hacer el enganche.
  • Rebeldes, de Susan E. Hinton (1967). El estilo parecido al anterior, aunque en este caso, tenemos un grupo entero de los barrios "marginados" de la ciudad (familias desestructuradas, problemas con la policía...), quienes tienen problemas con los de la zona "privilegiada" que se creen superiores. Una lucha de bandas muy buena.
  • La vuelta al mundo en ochenta días, de Jules Verne (1872). Un clásico de la literatura. El viaje alrededor del mundo de Phileas Fogg que debe lograr concluir en 80 días, enfrentándose a los caprichos del clima, las averías, y un agente de policía convencido de que se trata de un asaltabancos.
  • Soy leyenda, de Richard Matheson (1954). La novela original no tiene que ver con la película del 2007. Aquí la humanidad también se haya en pleno post-apocalipsis, tras la mutación de un virus. Sin embargo, hay dos clases de infectados: infectados (en vida) y vampiros (resucitados por la bacteria), situándose en bandos opuestos. Además, aquí la sociedad de infectados posee inteligencia, y saben dónde se sitúa Robert Neville...
  • El extraño caso del doctor Jekyll y Mr. Hyde, de Robert Louis Stevenson (1886). ¿Quién no ha oído hablar de estos tipos? La dualidad entre el bien y el mal en un sólo ser, siendo ambos "puros" en su forma de ser. Altamente recomendable.
  • Una vacante imprevista, de J. K. Rowling (2012). Lo reseñé en febrero, de forma que ya quedó expuesto por qué está recomendado leerse esta genialidad.
  • Estudio en escarlata, de Arthur Conan Doyle (1887). Quizá la más reconocida de las aventuras de Sherlock Holmes sea El sabueso de los Baskerville, pero tiene el ligero inconveniente de la larga ausencia del detective, mientras en esta primera obra podemos admirar en todo momento las habilidades envidiables del detective de Baker Street, 221B.
  • Saga Harry Potter, de J. K. Rowling (1997-2007). La brillante heptalogía que catapultó a Rowling a la fama no podía faltar en mi lista, y en la cumbre (por si no te has dado cuenta, la lista es en orden ascencente). Una historia brillante, unos personajes memorables y que han enganchado a mucha gente, no sin razón.
  • Los renglones torcidos de Dios, de Luca de Tena (1979). Interesantísima novela en la que una detective privada decide ingresar por voluntad propia en un manicomio para atrapar a un asesino. Brillante, intrigante... No hay otra forma de describirlo.
  • Contagio, de Robin Cook (1996). Para amantes de los misterios o la medicina, o únicamente para los que disfrutan de la lectura de un buen libro, Contagio es capaz de mantener atención en sus diversas tramas y personajes, unidos entre sí.
  • No estamos locos, de El Gran Wyoming (2013). Para gente de izquierdas (a los de derechas les tiene que dar un infarto al leer lo que aquí se habla), si bien no es una novela no deja de ser un interesante (y puede que acertadísimo) punto de vista sobre nuestro país.
  • Un mundo feliz, de Aldous Huxley (1932). Desolador futuro el que nos pintó con esta novela el seños Huxley. Lo más terrible es que nuestra realidad podría, lentamente, convertirse en la distopía presentada en este libro.
Nuevamente, Feliz Día del Libro ;)

Ocho apellidos vascos (2014)

Dicen que el cine español es malo. Ya he tenido alguna reseña acerca de películas hechas aquí. Pues bien: esta película rompe con ese tópico (al mismo tiempo que se mete con otros veinte).

Ocho apellidos vascos (2014), LA película. En mayúsculas como si fuera un título, porque está arrasando. Y no es para menos.

Si bien he tardado un mes en ir a verla, por lo menos no ha sido en balde la visita al cine. La película es una comedia pura. A la española, pero mejor hecha. A base de sacar los trapos sucios del País Vasco y Sevilla, logra sacar una carcajada durante prácticamente toda la cinta. El final, todo sea dicho, es algo más sentimental. Pero aún así deja con buen sabor de boca, ya que no termina siendo meloso.

Porque ante todo, es una historia de amor, pero no al uso. UN joven sevillano llamado Rafa (interpretado por Dani Rovira, qué grande es) se enamora de Amaia (Clara Lago, de la que me declaro fan), una vasca que no siente especial simpatía por los sevillanos y que ha roto con su pareja. Tras una noche en la que llegan a liarse (sólo eso) ella vuelve al País Vasco. Rafa decide ir a buscarla. En el trayecto conoce a Mercedes (Carmen Machi), quien le será de ayuda cuando, por un error, el padre de Amaia, Koldo (Karra Elejalde) reaparece en la vida de su hija.

Pero, ¿para qué hacer una comedia romántica cuando puedes hacer una comedia con el amor? La película es un constante chiste, haciendo gala de los tópicos de los sevillanos y los vascos. Momentos como la hora de cenar en el País Vasco, Rafa intentando aparentar ser vasco, Amaia resistiéndose a seguir el juego de "carameleo" con su supuesto novio... Y por supuesto, la tremenda ignorancia y desconocimiento de lo que hay fuera de su tierra natal. Un guión sublime.

Y el reparto hace la segunda mitad del trabajo. Dani Rovira tiene una gracia natural que provoca que te tengas que reir. Sí o sí. Desde que le vi en "El club de la comedia" me río con él. Enorme. Y Clara Lago lleva bien un papel que podŕia ser peligroso. Un personaje como el suyo necesitaba carisma (porque ser borde no suele ser precisamente un cumplido), pero ella ha sido capaz de hacerlo a la perfección. Cerrando ese elenco, Carmen Machi (que desde que dejó Aída no la había vuelto a ver) y Karra Elejalde (que, para qué nos vamos a mentir, no le había visto antes, pero ha hecho una actuación más que buena) han sido los complementos perfectos.

Me he enterado de que va a haber una segunda parte. Y no lo veo muy claro. Esta película lo tiene todo para entretener. Intentar llegar de nuevo a estos niveles estirando la trama para otra película... No se yo. Creo que es una apuesta demasiado arriesgada. Pero claro, si nadie creía posible que el cine español fuera tan arrasador (compitiendo directamente contra El capitán Américai y Noé), ¿por qué no podría repetirse?

Cosmos: A Space-Time Odyssey

Una serie que me ha llamado mucho la atención estas últimas semanas ha sido la que hoy presento. Aunque quizá sea más apropiado llamarlo "documental" (pero siempre están lo que hablan de "serie de divulgación científica"), la genial Cosmos es una maravilla.

Habrá quien le suene que esto ya se hizo. Carl Sagan presentó una serie así en 1980, y ahora en 2014 podemos disfrutar de una... no sé. Secuela/remake de la misma, pero que en nada desmejora a la original. De hecho, está bastante mejor (obviamente, no puede compararse la calidad que puede tener una serie de ahora en retrospectiva con una de los ochenta).

La serie actual está presentada por Neil deGrasse Tyson, el mejor alumno de Sagan. En esta serie de 13 documentales (de los cuales se han emitido la mitad a fecha de hoy), Tyson nos explica de una forma muy aména y muy gráfica todo lo relacionado con lo que nos rodea.

Si bien el título hace referencia al espacio, no es lo único en lo que se basa. Historia de las ciencias, el ADN, otros planetas... todo eso es narrado de una forma ágil, interesante, y que sabe captar al espectador. La parte visual es digna de una película de Hollywood, mezclando imágenes con animaciones 2D de la vida de científicos antiguos.

U guión completo, unos contenidos interesantes (para los que quieran saber de este tema, claro) y un presentador que sabe del tema son los grandes atractivos del programa. Éste, por cierto, ya ha tenido varias controversias en EE.UU. por sólo hablar de una teoría, y no dar las explicaciones alternativas de la religión (algo que me parecería ABSURDO).

A su favor tengo que decir que ha logrado engancharme. Muchas veces encuentro algunos documentales algo aburridos (como todo, depende del tema) pero Cosmos tiene un no-se-qué especial, que lo hace diferente y llamativo. Lo mejor es verlo y juzgar por uno mismo, desde luego. Por mi parte, espero que las siguientes entregas se mantengan tan bien como las que he visto hasta ahora, y por supuesto que puedan renovar por otra temporada que siga resolviendo los entresijos del universo y nuestro planeta para las personas que no somos especialistas de la materia.

[Insertar título] (2)

Vuelvo a caer en el pecado de la falta de inspiración. No tanto porque no haya cosas sobre las que hablar, que las hay, pero llega un punto en que me encuentro repetitivo y falto de ideas nuevas. Más que nada porque la situación que tenemos en nuestro país se ha vuelto cansina y rutinaria. No hay nada nuevo bajo el sol de España. Cada día amanece con los mismos problemas (la única diferencia que puede notarse es que con ellos vamos a peor).

Políticos que siguen haciendo lo que les da la real gana (aunque con lo que les gusta mentir, casi podríamos hablar de la falsa gana) mientras el pueblo sigue jodido. Como cantaba Pulpul en Ska-P, haciendo alusión a la famosa frase de J. Mª El Musculitos Aznar: "Y es que España va muy bien. Va muy bien pa' los de siempre: p'al banquero, p'al alcalde, y para nuestro presidente. Pero pa'l que se lo curra todo sigue igual de mal. No nos toques lo cojones. ¡Iros todos a mamar!".

Del mundo de las series y el anime que tanto me gustan, poco tengo que decir ahora mismo. Tengo que ponerme un poco al día (y tengo que dedicar una entrada a la excelente Cosmos) aunque últimamente con el examen de Redes sobrevolándome cual buitre carroñero uno no puede (ni debe) dedicarle tanto tiempo a este mundo como el que quisiera. Hay que añadir a esto que me hallo en prácticas en empresa, y aunque no me quejo (va en serio, es un buen ambiente y tal, no lo digo porque me lean -ya que no me consta-), es bastante absorbente el horario que tengo.

Con el tema de relatos originales (sería muy prematuro decir que ahora mismo hago literatura) estoy pensando qué podría comenzar. Tengo un par de ideas en mente, pero ninguna termina de desarrollarse en mi mente de manera que me convenza, y mis intentos de pasarlas a palabras escritas se han visto frustrados. Soy un caso. Gracias a MEV que esto lo escribo por entretenimiento y no porque me dé de comer.

También quería compartir algo con vosotros, en vista de la perpetua guerra habitual de doblaje vs VOSE (tema del que también he hablado ya) en vista de los recientes "problemas" en las redes sociales tras el estreno de Juego de Tronos: el hecho de que en este país se nos de mal el inglés es porque no lo tomamos en serio, no por traducir películas y series al español.

Aprovecho, ya que estoy, para decir que yo me estoy abrasando cuando estamos sólo a 20 grados y que me van a dar ganas de inundar mi barrio cuando llegue el verano, porque esto no va a haber quien lo aguante. Y mira que cuando hemos subido a los 15/17 grados se podía estar. Ya nos podríamos quedar así todo el año. Con algunas lluvias de vez en cuando para limpiar el aire y por los embalses.

Y por último, ya que tengo activada la autopublicación para por la mañana: es la una, me aburro mucho, así que me voy a dormir. Buenas noches.

"Ou may god" (7)

¡Hola! No suelo ser yo quien cuenta esto, pero hoy Teseo ha tenido que ir al médico por un resfriado fuerte y me ha pedido que le releve.

Paso por la máquina de café antes de entrar a la leonera. Sí, con todos los cables y máquinas que tenemos últimamente, no puedo llamarlo de otra forma. Me fijo en que hay algo nuevo. Antes de abrirlo, he de revisar el correo. Hay uno del jefe: que monte el ordenador con las piezas de la caja, que si una no funcione que la cambie, y que a ver si lo tengo para mañana. ¡Pan comido! No hay nada más sencillo que esto. Pero antes hay que mirar la lista de errores. Ninguno muy grave por lo que veo. Perfecto.

Me pongo a abrir las cajas de los cacharros sobre una mesa vacía. Creo que los demás informáticos se dan cuenta de que entre dos tardaríamos menos, pero no parecen estar por la labor. Puede que Teseo tuviera razón con ellos, aunque sus formas sean "políticamente incorrectas". Pero bueno. Sacamos la caja... ponemos la placa, una RAM... microprocesador y ventilador... lo conectamos a la alimentación. Ahora un disco duro, y una grabadora de DVD. Y para terminar, el ventilador. ¡No se tarda nada!

Bzzzzzzzz. Bzzzzzzz. Vaya, contaba con que tendríamos una mañana tranquilita.

-Buenos días.
-Uy, ¿donde he llamado?
- ... al Departamento de Informática.
-Oh... no sé, me ha sorprendido oírla... ¿sabe usted de ordenadores?

¿Estará insinuando que las chicas no sabemos de informática?

-Eso dice mi título - respondo. Vaya, he sonado como Teseo.
-Vale, pues mejor. Necesito que me arregle el ordenador.
-¿Qué es lo que le ocurre?
-Pues el portátil este, que lo tengo hace un mes y no carga...
-Bueno, puede usted traerlo y... - un momentoooo. Que ya hay algo que me escama -. ¿Desde donde llama?
-Del almacén.
-¿Y desde cuando a los del almacén les entregan portátiles?
-No, si no es de la empresa... es que me lo compré el mes pasado y ya le digo, que ahora no carga... si me lo pudiera mirar, usted que parece tan simpática...
-Pues lo siento, pero estoy aquí para trabajar con los ordenadores que dan beneficio a la empresa, no a particulares.
-¡Venga, si no os cuesta nada! ¡Si es lo que os gusta a los informáticos!

Uuuuuuuuuuy la frasecita.

-En serio, es imposible. Si quiere, puedo mirarselo fuera del horario laboral, y aun módico precio.
-¿Es que me vas a cobrar?
-Si fuera usted mi amigo, como mucho unas cañas, pero dado que no es así... Nadie se mueve por amor al arte.

Piiiiiiiii. Piiiiii. Piiiiii. Ha colgado. Dejo el teléfono sobre la mesa, y me siento rara. ¿Por qué me ha costado tanto ser amable? ¿Es que es así como se siente Teseo cada vez que alguien llama? Puede ser... Pero vamos, sólo ha sido una llamada, no tengo que etiquetar a todos.

Bueeeeno, volvamos con el ordenador. Damos corriente, y encendemos antes de cerrarlo.

Maldición, ¿qué le pasa al ventilador del microprocesador? No se mueve... Apago, y espero unos segundos. Vuelvo a encender. Y otra vez sigue sin moverse. Lo apago. Es peligrosísimo que no se refrigere el microprocesador, podría quemarse...

Decido bajar al almacén a por otro ventilador. Qué cosa más rara. Cuando vuelvo, el teléfono vuelve a sonar, y ninguno ha hecho ademán de moverse. ¡Vagos que son!

-¡Buenos días!
-¿Teseo?
-No.
-Bueno, quien sea. A ver, tengo un problema con el ordenador.
-Dígame - digo, algo mosqueada por el ninguneamiento.
-Pues que estoy intentando cambiar el fondo de pantalla y no puedo.
-Eso es porque tenemos los permisos capados, para evitar que nadie los modifique.
-Me parece estupendamente, pero tengo que cambiarlo, tengo una estupenda foto a color de mi hijita - mientras el tío habla voy cambiando el ventilador. ¡Y también falla, mierda! - y me apetece verlo.
-Comprenderá que no puedo hacer la excepción, y menos hoy, que el jefe del departamento está ausente...
-¡Cómo se atreve! ¡Sabe acaso quien soy yo!
-No tengo el gusto...

Ahora siento que mi teléfono vibra. Le digo al pedante que se espere para responder. ¡Es Teseo!

-¡Teseo! - uy. Creo que he sonado demasiado entusiasta.
-Dalia... buenos días - parece que aún está acatarrado.
-¿Qué te ha dicho el médico?
-Que esté dos días en casa con medicamentos, así que voy para allá.

Noooooooooo, mierdaaaaaaaaa. ¿Por qué? Joder, me apetecía ir luego a tomar una copa con él...

-¿Todo bien en la oficina?
-Salvo un ventilador que no va y un tío que quiere cambiar el fondo de pantalla...
-Comprueba que el resto de componentes está bien - me aconseja.
-¿Y qué hago con el del fondo de pantalla?
-¿Sabes quién es?
-Un momento.

-Oiga. Que necesito saber quién es para cambiarle el fondo de pantalla.
-Hector Menta, de Contabilidad.
-Un segundo...

-Un tal Hector Menta... - le digo a Teseo.
-Oh, ya caigo. Un pedante. ¿Qué tal se ha portado?
-Bueno...
-Cámbiale el fondo de pantalla.

¿Cómo? ¿Quiere que acceda? ¿Así tan sencillo?

-¿De verdad?
-Claro. Te enseñé cómo se hacía, ¿verdad? Y Menta trabaja rodeado de mujeres, tengo la IP de su ordenador anotada en una libreta sobre mi mesa. En Google hay muchas imágenes que les podrían resultar ofensivas a sus compañeras, no se si me entiendes...
-No voy a poder... - le digo. No estoy segura de aplicar sus métodos.
-Bueno, o haces eso, o no puedes cambiarle el fondo de pantalla porque me hallo en la Conchinchina y no te di instrucciones de cómo se hace. ¿De acuerdo?
-Vale, gracias.

Cuelgo, y me dirijo al otro teléfono pero Menta ha colgado. Bueno, pues habrá que comprobar las piezas. Ninguna parece estar mal.

¡BLAM! La puerta del Departamento se abre de golpe.

-¡A ver, qué pasa aquí! - pregunta el que ha entrado. Esa voz...
-¿El señor Menta?
-El señor Menta, y cuñado del jefe - dice. Ahora entiendo la prepotencia -. ¿Me vas a hacer el favor de cambiar el fondo de pantalla o tengo que dar parte de esto?

Ahora sí que sí. Va por ti, Teseo.

-En cuanto me ponga en contacto con mi compañero - respondo con tranquilidad - Puede irse tranquilo.

Se va a gran zancada, y sin que me vea, me bajo yo también. Voy a hacer un poco de tiempo pillando otro ventilador. Subo con él y envío un mensaje a Teseo, pidiéndole que no responda a las llamadas que le podamos hacer desde la oficina. Mientras espero su respuesta, sigo sus instrucciones. Algo que nos pueda ofender a las chicas... pues creo que está claro. Descargo la imagen, y desde el modo remoto, se la pongo al tipo ese como fondo de pantalla.

Ahora sólo tengo que armarme de valor. Mientras, cambio el ventilador nuevamente, y esta vez sí se mueve. Pero ¡joder! Ahora hay otro error, no carga. Me cago en...

Bzzzzzzzz. Bzzzzzzzzz. No será...

-¡Buenos días!
-Hola...

Ah, no es Menta. Es una mujer.

-¿En qué puedo ayudarla? - digo, intentando no sonar cansina. La verdad, llevo como una hora de curro sólo con esto del ordenador.
-Pues que llevamos desde hace una hora sin acceso a internet en Recursos Humanos.
-¿Han enviado un reporte al sistema? - le pregunto.
-Unos pocos...

¿Cómo que "unos pocos"? Accedo desde mi ordenador, y me dan ganas de llorar o algo. ¡105 alertas de RRHH diciendo lo mismo! ¡La madre del cordero!

Me enfado ahora en serio, y me acerco a una de las mesas de los otros.

-Toma - le tiendo el teléfono -. Recursos Humanos ha petado el sistema de notificación de errores. Os lo dejo en vuestras manos.

Vuelvo a bajar al almacén, imaginándome que puede estar fallando esta vez. Me llevo otra memoria RAM.

Me espera una desagradable sospecha. Jefe y cuñado me esperan en el puesto de trabajo.

-Dalia, Dalia... estoy un poco decepcionado contigo... - empieza el jefe.
-¿Decepcionado? ¡Por favor, si me ha humillado! ¡Mancillado! ¡Ultrajado! ¡Ponerme a mi semejante fondo de pantalla!
-¿De qué me habla? - pregunto, intentando aparentar inocencia.
-Héctor me ha dicho que le has puesto un fondo de pantalla de...
-¿Qué fondo? - interrumpo -. El me pidió que se lo cambiara, pero eso eso sólo puede hacerlo Teseo. Y no he podido contactar aún con él.

Con una sonrisa idiota gilipollas, Menta saca su móvil, pone el altavoz, y llama a Teseo. El corazón se me cae a los pies cuando responde.

-¿Quien és?
-Soy Héctor. Estoy en compañía del jefe y de tu becaria. Tú le has dicho cómo cambiar mi fondo de pantalla, ¿verdad?
-Macho, llevo toda la puta mañana en el ambulatorio y esto no avanza, no he hablado con nadie - dice, tranquilamente. Respiro aliviada -. Jefe, ¿está usted?
-Dime, Teseo.
-Me da a mi que su cuñado la está liando porque se aburre - dice -. Mi compañera no puede estar atendiendo mamonadas.
-¡A mi me han cambiado el fondo de pantalla! - protesta Menta.
-Pues decía que tenías conocimientos de ordenadores a "nivel de usuario" - comenta Teseo -. Eso es que te lo sabes cambiar tú. ¡Buenos días!

Y cuelga.

El jefe no sabe qué hacer. Creo que sospecha que esto es cosa mia y de Teseo. Pero por algún motivo, prefiere echarse contra su cuñado, y le advierte que no quiere más tonterías, que arregle él lo del fondo de pantalla como pueda, y que le deje en paz. Cuando se van, no puedo evitar unas risas, y modifico la memoria antes de que se me olvide. Por fin funciona el ordenador tranquilamente.

Me queda instalar el sistema operativo y poco más, Mientras lo hago, le doy las gracias a Teseo por la ayuita. "De nada. A la que vuelva, unos tragos ;)" me responde. Sonrío, y decido volver a centrarme en el curro. Aún queda una larga mañana, me temo.