El planeta de los simios (original, 2001, 2011)

Hasta finales del año pasado no me había animado a ver ninguna de las películas de El planeta de los simios, pero al final lo hice, y habiendo terminado este fin de semana de verlas todas (y digo TODAS), me he animado a dedicar una entrada a una saga que la verdad, me ha gustado. Y vamos a empezar por la saga original.

El planeta de los simios (1968) es sin duda, la mejor de toda la saga. Si bien antes de verla ya me había "comido" el spoiler del final (es lo que tiene ver Los Simpson), disfruté enormemente. La trama con el personaje de Taylor (Charlton Heston) es sencíllamente épica. Verle intentar sobrevivir entre los monos, siendo repudiado por la mayoría de ellos... Realmente tuvo que ser algo impactante cuando se emitió por primera vez, y pese a ser antigua (hace 46 años de su estreno), no puede negarse que sea buena. Además, los personajes de Zira y Aurelio (Cornelius en el original) compaginan a la perfección con este humano, e incluso el malvado Dr. Zaius tiene carisma, sobre todo cuando se descubre el misterio que hay detrás de ese planeta repleto de simios.

Todo sea dicho, para quien no viera la película, el cartelito promocional de España jode bastante lo que sería la sorpresa final, aunque si a estas alturas alguien no la ha visto... dudo mucho que espere ir sin tener idea de la misma.

La segunda parte, lanzada dos años después, fue Regreso al planeta de los simios (1970), y si bien no era tan genial como la primera, no puede haber una continuación mejor. Quizá en parte por el cambio de Taylor (aunque se le ve posteriormente en la cinta) por Brent (James Franciscus) es en parte lo que mejor está: se le ha perdido la pista al anterior protagonista, dando opción a uno nuevo a entrar. Además, nos cuentan más de lo ocurrido en el pasado con el Planeta Tierra y los humanos que quedaban en él. Incluimos una vez más a los personajes de Zira, Aurelio, y el Dr. Zaius, manteniendo sus roles originales y en una batalla final (que sí, que no será epiquísima, pero si tenemos en cuenta su época, está bastante bien), nos dejan un final que nos hace dudar de cuál será el futuro...

Si es cierto que las segundas partes nunca fueron buenas, esta película podría ser la excepción que confirma la regla, ya que a partir de la tercera, considero que hay ciertos altibajos en la saga.

Huída del planeta de los simios (1971) se vio un año después de la anterior. Si bien aún no puede hablarse de "desgaste", no hay duda de que poner en el plano protagonista a Zira y Aurelio no tiene el mismo nivel. Si bien nos empieza a dar una pista de cómo se originó el planeta de los simios, dado que ambos han terminado en la época original de Taylor y Brent por un vórtice espacial, no hay duda que se trata de dos personajes más flojos, y que, aunque el final de la película tiene fuerza, ver como ambos se aburguesan (por decirlo de alguna manera) y viven en nuestra sociedad tranquilamente, no tiene la misma intriga que en el caso original, ya que los humanos eran maltratados.

El hecho de que el hijo de Zira y Aurelio fuera César es lo más relevante de la historia, aunque no podía ser ese el punto de partida de la cuarta película.

Por lo cual, se nos presentó La conquista del planeta de los simios (1972) situada cronológicamente diez años después de los hechos de la anterior, y observamos la trama de cómo empezó a consolidarse el planeta de los simios. El personaje de César encaja mejor para una trama de este tipo que si Zira y Aurelio hubieran continuado. Quizá porque, extrapolando, a mi me gustaría que aquí ocurriera lo mismo y tuviéramos "La conquista del planeta del obrero", pero demuestra muy bien lo que ocurre con represión.

Habiendo establecido que la Historia se convertiría en un ciclo interminable (César monta el planeta de los simios, donde muchos años después llegarían Taylor y Brent, con los cuales se destruirá el planeta, pero Zira y Aurelio escapan a tiempo y vuelven a nuesta época donde nace César... y así sucesivamente hasta el final de los tiempos), decidieron rematar con una última película.

Sin embargo, La batalla por el planeta de los simios (1973) ya era estirar la goma hasta romperla. La trama de esta "rompería" con dicho ciclo (aunque es probable que, de no haber fallecido Arthur P. Jacobs se hubiera rodado una siguiente) situada como 600 años después de la anterior, y que nos muestra una convivencia venida a menos entre humanos y simios, y quedando claro cuál sería el posible final de los primeros en vista de la primera película, y que nos ofrecía, tristemente, un final feliz (paradoja o oxímoros, vosotros decidís).

Pese a todos los detalles señalados, El planeta de los simios es una gran saga. Su problema, probablemente, fue estirarla demasiado. Aunque quizá hubiera estado mejor ampliar la saga, que hacer las modificaciones que hubo varios años después en el cine.

Y llegó Tim Burton con una nueva versión, El planeta de los simios (2001), una historia independiente de los originales y que nada tiene que ver con ellos. Si bien la idea esencial era la misma, y se contaba con una tecnología mejor que en las cintas originales, a esta película le faltaban cosas. No contaba con los carismáticos personajes originales, y deformaba muchos detalles que hacían buena la película original, como la capacidad de hablar, que en esta película han conservado todos los humanos, y no sólo al astronauta superviviente. No niego la genialidad de Tim Burton, pero personalmente, después de haber visto varias películas suyas, puedo asegurar que este no es su mejor trabajo. O quizá, simplemente, hay que verla antes de las originales para juzgarla de otra manera.

Y por incluir que no quede. ¿Para qué tenemos cinco cintas originales y un remake? ¡Para tirar de hemeroteca, y hacer un reboot de la saga empezando por otra parte!

Porque podemos considerar que El origen del planeta de los simios (2011) está libremente basada en La conquista del planeta de los simios, la cuarta película original. Además de poner a César en el papel protagonista, encabezando la revolución, se pueden observar un montón de referencias a las películas de los años 70.

No obstante, esto no salva a la película para decir que era tan buena como la original, ya que el uso de tecnología y escenarios es demasiado "Hollywood siglo XXI", rompiendo la "magia" del cine antiguo. No se... no es lo mismo, o quizá estoy demasiado acostumbrado a ver "superproducciones actuales" que empiezo a valorar más las películas que tienen más tiempo...

En cualquier caso, este año parece que tendremos la secuela: Dawn of the Planet of Apes (El auge del plante de los simios) debería estrenarse este 2014 en nuestras pantallas. Me da curiosidad por ver qué nos deparará esta película. ¿Más de lo mismo? ¿O un producto que logre alcanzar la esencia de las películas setenteras?

Comentarios

  1. Menuda entrada te has currado. Recuerdo haber visto varias películas de la saga original cuando era un crió, pero no estoy seguro si visione La batalla por el planeta de los simios. Las que si te puedo asegurar que no he visto son la versión de Burtom y el nuevo reebot, no me atraían nada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tanto en "La batalla por el planeta de los simios" como la de Tim Burton no te pierdes gran cosa si no las ves. El nuevo reboot tiene un pase.

      Eliminar

Publicar un comentario

Comenta, opina, lee otros comentarios y líala parda...