Mr. Holmes

Mr. Holmes (a falta de traducción del título original A slight trick of the mind, algo así como Un pequeño truco mental) es una novela de Sherlock Holmes escrita... por Mitch Cullin en 2005. No es de Arthur Conan Doyle, pero fue lo bastante buena para ser adaptada a cine (bajo el nombre de Mr. Holmes, que queda más comercial) en 2015, con el gran Ian McKellen haciendo del detective de Baker Street.

Centrándome en la novela, nos topamos con una nueva versión de Sherlock Holmes. Estamos en 1947, y Holmes vive retirado en una casa de campo en Sussex a sus 93 años, dedicándose a la apicultura. Acaba de volver de un viaje desde Japón, y su única compañía es su ama de llaves, la señora Munro, y el hijo de esta, Roger. Esta novela tiene tres arcos argumentales diferentes, que se van intercalando en la historia según las necesidades de la misma.

El primer arco es, por supuesto, el presente de la novela. Nos encontramos a un Holmes cuya memoria empieza a fallar, a quien la edad le está pasando factura. Su preocupación constante por el estado de su memoria es uno de los puntos centrales, al tiempo que estrecha su relación con el joven Roger, a quien va transmitiendo todos sus conocimientos sobre las abejas (forma con la que el autor la comparte con el lector, pues la lectura sobre las abejas es, cuando menos, interesante).

El segundo arco narra el viaje de Holmes por Japón, en compañía del señor Umezaki, con quien comparte interés por la pimienta de sichuán, un producto que considera útil para combatir los problemas de la edad. Cullin aprovecha este viaje para narrarnos la vida de Japón en la posguerra, en un retrato de las consecuencias de la bomba atómica. Una historia muy cruda, que incluye algo más.

El tercer arco es La armonicista de cristal. Holmes decide narrar por primera vez una de sus aventuras, ocurrida casi 50 años antes, intentando alejarse del tono "ficticio" de las historias de su difunto amigo John Watson, ciñéndose a los hechos y sin licencias literarias. Se nos cuenta cómo el señor Keller solicitó su ayuda cuando su mujer cambió de actitud repentinamente, tras haber aprendido a tocar la armónica de cristal.

Y por supuesto, estos tres arcos mantienen un punto en común: la humanidad de Holmes. Cullin desmiente un poco la figura que se tiene habitualmente de que Holmes era una persona fría y sin sentimientos a través de las reflexiones del personaje en las tres historias. Y es cierto que Holmes siempre es presentado así en el canon. O al menos, en lo que respecta a sus emociones hacia los demás humanos, pues su interés por los casos despierta sus emciones. Aunque en honor a la verdad, Cullin no se desencamina mucho en su retrato de Holmes pensando más como un humano que como una máquina lógica (si no, leed el relato de "Los tres Garrideb").

Como nota, debo decir que la adaptación cinematográfica es muy buena. No se puede renegar del gran papel que hace Ian McKellen (que interpreta tanto al Holmes anciano como al menos anciano a sus cincuenta y muchos), pero debo destacar también a Milo Parker como Roger, haciendo un papel que no provoca odio hacia el personaje del niño. Quizá el único fallo de la película es que la hicieron algo más comercial, edulcorando un poco la historia (sobre todo hacia la parte del final), y que podríamos verlo como "la noche y el día" de la misma conclusión.

Una novela que me ha gustado. Especialmente en una época en la que vemos a Sherlock Holmes más moderno y "agente secreto" que el original (Robert Downey Jr. y Benedict Cumberbatch son ejemplos de ello), no está de más echar un vistazo a unas versiones que se acerquen más al estilo original, donde predominaban más las deducciones brillantes y las historias simples pero efectivas que caracterizaron al detective de Baker Street. Mr. Holmes no está al mismo nivel que las historias originales... pero tampoco se aleja mucho. E incluso si no fuera así... Marvel y DC tienen varias líneas temporales. ¿Por qué no las iba a tener un personaje como Sherlock Holmes?

Comentarios

  1. Me ha encantado tu análisis de la novela y la película, y creo que voy a leerla, y después como no veré la película.
    Gracias por tus recomendaciones.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es ligerita la novela, la verdad. Y la película, entretenida de ver. Muy recomendada ^^ Saludos.

      Eliminar

Publicar un comentario

Comenta, opina, lee otros comentarios y líala parda...