La Generación de Pío

Ayer noche (como vengo haciendo casi todas las noches de este verano) me puse una película en la televisión. La que ayer tocó fue una titulada La Generación de Pío (2011).

Una película que encontré por casualidad. Estaba buscando otras cosas, vi un comentario, y decidí buscar.

De forma resumida, es una película independiente, de España, autofinanciada y hecha por amor al arte. Suena un poco como a cuento chino (de los de antes), pero es así. Es una película que no ha estado financiada salvo por los Hermanos Rodrigo, los directores. Nadie ha cobrado nada por la película. Y no han puesto publicidad.

Si bien es cierto que lo intentaron, nadie quiso apostar por ellos, por lo que decidieron hacer el lanzamiento totalmente gratuito online. ¿Cómo? Con la plataforma de PeliculasYonkis, más una inversión extra en publicidad.

Antes de entrar en más detalles, dejo el argumento oficial de la película según la web:
Pío es un joven genio de la literatura que acaba de quedarse huérfano. Sus padres, fallecidos en extrañas circunstancias, le han dejado como único heredero de una enorme fortuna.
El extravagante chico, ahora rico, decide crear una generación de escritores similar a la del 27. Con este fin convierte uno de sus palacetes, en la localidad asturiana de Ribadesella, en Residencia de estudiantes.
De golpe su mundo cambia y se ve obligado a salir de su aislamiento social. El contacto con la realidad, nueva para él, no será fácil. El muchacho deberá enfrentarse a la amistad, al amor y a la traición con la torpeza de la inexperiencia.
Así es la película. Pasemos al análisis.

Con la verdad por delante: la película no es una obra de arte. Simplemente, es buena. Es diferente. Tiene un toque único, y creo que es precisamente el hecho de que no tiene la financiación del Ministerio de No-Se-Que-Y-El-Que-Lo-Lleva-Tampoco-Lo-Tiene-Claro, ni de la Caja de Ahorros-Para-Nosotros-Y-Tu-Dinero-No-Lo-Tocas, ni de la madre que los parió.

La película tiene calidad, que es lo que le falta al cine español: CALIDAD. ¿De qué me sirve que haya recibido inversiones de mil sitios... si la película termina siendo un bodrio? Otro tanto ocurre con los actores. Las películas españolas suelen pecar de traer a los más renombrados artistas para la película, y me tira para atrás muchas veces (sin ánimo de ofender a los artistas), mientras esta tiene a actores poco conocidos (creo que la mayoría sin debutantes).

El argumento, ver la evolución del personaje, no deja de ser curioso, ya que Pío, el protagonista, parece ir en una balanza emocional, y tan rápido sube, como baja. Eso, sumado a las distintas personalidades de las persnoas que ha llamado, dan una película que sirve para pasar un rato entretenido. Personalmente, supera la calidad media del cine español.

Bueno, aquí va el tráiler:



Y para verla, pulsar aquí.

Esto es todo por hoy, así que hasta la próxima entrada.

Comentarios