Wert y el Erasmus

Quzá haya alguien que no entienda la imagen (sacada del blog loscalvitos.com). No pasa nada. Un poco más adelante voy a explicarla.

Que levante la mano el que no se haya enterado de la movida con los Erasmus. ¿Nadie la levanta? Me alegro, podré ir más rápido con la parte objetiva del post.

Nuestro "querido" (peor político valorado) ministro J. I. Wert anunciaba hace unos días que muchos alumnos Erasmus se quedarían sin la ayuda mensual. Poco después, la presión realizada por los alumnos, y un aviso de la Unión Europea (ya que no pueden hacerse estos anuncios en medio del curso escolar) han tirado esto para atrás. Los Erasmus están salvados.

Eso es la parte bonita de la noticia. Ahora vamos con mi punto de vista.

Para empezar, ni de lejos esta batalla está ganada. ¿Que este año no puede quitar el Erasmus? No hay problema, cualquiera que tenga dos dedos de frente sabrá que se aplicará para el año que viene. Como la LOMCE, será sin vaselina, a carne viva y con sal por encima, que pica más. Esto es así, os recuerdo que el PP se ampara en esa mayoría absoluta (a la que habría que prohibirles el acceso a las urnas para las próximas Generales, en vista de lo visto hasta ahora), y si dicen que 2+2 serán 5 por Decreto Ley, así se enseñarán las matemáticas (uniditas a la religión).

Luego, quería referirme un poco a las personas que se alegraban de que fueran a eliminar la ayuda. Yo no sé si es por cuestiones de envidia o qué que ocurriera esto... pero vamos, que me da igual para mencionarlo, porque simplemente se escapa a mi entendimiento. ¿Qué hay de malo en que la gente salga fuera a estudiar? Borrad eso, cambio mi pregunta: ¿qué hay de bueno en que la gente no salga fuera del país a estudiar? ¿A conocer gente? ¿A conocer mundo? Yo no he salido del país, y me gustaría. Quizá no tanto para estudiar sino por turismo, o por cuestiones laborales (en vista de que nos hemos atascado en este país en el fango en el tema del empleo), pero el estudio tiene unos costes. De hecho, la educación pública es cada vez más cara y de peor calidad, es decir, nos están cobrando más dinero (ya se paga con los impuestos) a cambio de despedir profesores. Es un sinsentido y una incongruencia. Que alguien me lo explica.

Aquí un idiota (por decirlo suavemente) soltaría lo de "oh, pero es que hay muchos alumnos que van al extranjero de fiesta y no estudiar". Bueno, dejando al margen si la persona que dice semejante frase sabe atarse los cordones sólo... yo pregunto: por culpa de los que van de parranda, ¿van a joder a todos? No puede ser. Eso de "pagar justos por pecadores" no puede seguir aplicándose en pleno siglo XXI, porque se supone que hemos avanzado. Lo que se podría hacer es que la Administración vigile bien a quién se le conceden las becas, que se haga un seguimiento de esos alumnos... mira, un 2x1: vigilas que no haya trampas y ayudas a que baje el desempleo contratando gente para que haga las revisiones. Ahora bien, si no les sale de sus santos cojones, no hay nada que hacer.

Como nota, también quiero decir que me parece que, pese al gran movimiento de los alumnos, esa sublevación que ha habido... sin el tirón de orejas que hizo la UE, hubieran puesto este año en práctica lo de quitar el Erasmus, porque aquí la voz del ciudadano parece que no pasa el filtro de las orejas de los políticos.

Y por último, explicar esa imagen de Wert leyendo Fahrenheit 451, libro escrito por Ray Bradbury en 1953. Vamos a ver el argumento general, explicado muy bien por la Wikipedia:
Montag es un bombero. En la sociedad imaginada por la novela, de carácter distópico, los bomberos tienen la misión de quemar libros ya que, según el gobierno, leer impide ser felices porque llena de angustia; al leer, los hombres empiezan a ser diferentes cuando deben ser iguales, lo que es el objetivo del gobierno, que vela por que los ciudadanos sean felices para que así no cuestionen sus acciones y los ciudadanos rindan en sus labores.
Ahora creo que ya está claro, ¿no? Habrá quien diga "no, pero eso es una exageración". ¿Seguro? En vista de lo visto hasta ahora, yo creo que sería lo más lógico, ¿no? El sistema educativo público está de mal en peor. La mejor educación la van a tener los privilegiados. Los hijos de los "curritos" no van a poder acceder a ella, ni tener ayudas. ¿Qué mejor paso para evitar las sublevaciones que cortar de raíz el acceso a la cultura escrita en los libros? Pero bueno, que sea lo más lógico no quiere decir, obviamente, que vaya a ocurrir. Pero no porque no quieran... sino porque resultaría demasiado cantoso.

Comentarios