Me miraron raro cuando dije que iría a ver 'Del revés'


Parece que uno no puede ir a ver una película "de niños" sin que le miren raro. Por suerte uno sabe ignorar de esas cosas, y ayer por la tarde me planté en el cine para ver Del revés (Insout Ide Inside Out). Pixar tiene un color especial... ♫

Vale, no. Pixar tiene un "algo" que hace llamativas sus películas. Esta es la 13ª película suya que veo (de las 15 que tienen, no es mal promedio) y no lo lamento en absoluto (menos aún cuando fui en día del espectador). Todo el mundo hablaba maravillas de la película. O al menos, bien. Había, una vez más, que comprobar si era cierto que eran buenas o no.

Y por esta vez al menos la gente no estaba equivocada. Es una película muy, muy adulta. Perfectamente disfrutable para gente que "no ve cosas de niños", y para los niños también. Literalmente, una película para toda la familia: padres, madres, hijos, tíos, primos, vecinos, el del butano... Una genialidad.

Para los que no la conocen, un breve resumen del argumento: la película nos habla de Riley, una niña, desde el momento en que nace hasta que llega a la edad de empezar a madurar. Para ver el proceso nos adentramos en su cabeza, donde podemos ver las emociones representadas por cinco personajes: Alegría, Tristeza, Ira, Miedo y Asco (o Desagrado, según traducción y/o preferencias), y la evolución de las mismas.

Sin entrar en terreno de los spoilers, creo que la película es la metáfora perfecta del funcionamiento de nuestro cerebro. Sin ser en absoluto "técnico", se llega a entender muy bien el funcionamiento de los recuerdos, de qué manera se guardan, el subconsciente... Un viaje a una cabeza representada en forma de un pequeño mundo regido por los personajes principales, y un buen puñado de "secundarios" (pues, aunque se van mostrando progresivamente, no dejan de ser realmente importantes para nuestras mentes).

Algo que, realmente, para los niños puede resultar entretenido, y para los adultos llamarles la atención de esa explicación tan simple (que es donde radica su genialidad). Es una película de doble lectura (o visionado) y suerte de los niños que ahora es "una peli de dibus" y cuando la vuelvan a ver, seguramente pensarán "ostias... así que esto es esto, y aquello es aquello". Me recuerda bastante al caso de la película de animación basada en "Rebelión en la granja".

Los personajes... qué decir, me han encantado. Todos. De hecho me he identificado con uno: Miedo. Cosas mías, pero ya he encontrado gente que afirma que es algo que me pega, así que no les voy a quitar la razón, jejeje.

Un buen guión, unos personajes que caen bien por su propio peso, una animación perfecta (elemental). Creo que no le puedo ver ningún punto flojo a la película. Quizá lo haya en la parte más técnica, sobre si la representación que se hace de la mente es buena (aunque por lo que tengo entendido, se han asesorado bien para hacer la película, de forma que no creo que tengamos ahí un error). Desde luego, una de las películas del año.

Y para cerrar la entrada, he aquí "mis cinco Felikis internos", durante la proyección de la película:


Comentarios