Dragon Ball Super... año y medio después




70. 70 episodios desde que empezó Dragon Ball Super. Y hoy, unas horas antes del estreno del nuevo arco argumental del anime, quiero hacerle un repasito a lo que se ha visto hasta ahora. Lo que significa que habrá spoilers de los distintos arcos, que me apetece hacerles un repaso.

El primer arco no tiene mucho misterio. Fueron 14 episodios que convirtieron la película "La Batalla de los Dioses" en la misma historia alargando la batalla y empeorando la animación. Sí, las críticas eran bastante certeras (y no han perdido esa mala costumbre). Un arco que sólo sirve como presentación de los nuevos personajes Bills, el dios de la destrucción, y Whis, su ayudante. Bills se convierte en un enemigo reconvertido (al igual que Krilin, Yamcha, Piccolo, Vegeta y Majin Boo), además de una nueva transformación: el Super Saiyan Dios, que perderá toda la relevancia en episodios posteriores.

Igualmente el segundo arco, que se dedicó a estirar los detalles de la película "La Resurrección de Freezer". El ejército del villano por excelencia del anime reúne las Dragon Ball para resucitar a su jeje, y este decide entrenarse para superar a Son Goku, consiguiendo una nueva transformación, Golden Freezer (¿adivináis qué color ocupa todo su cuerpo?). Pero igualmente, Goku y Vegeta también han mejorado en su nueva transformación tras estar entrenando con Whis y Bills: el Super Saiyan Azul (que se llegó a conocer como "Super Saiyan Dios Super Saiyan"). Una vez más, nada que no conociéramos de la película, salvo la incorporación de dos personajes que sería importantes más adelante: Champa y Vados.

Y por fin, entramos en las tramas nuevas de este anime. El Torneo de Artes Marciales de los Universos 6 y 7. Champa se revela como hermano de Bills, y ambos no se tienen mucho apego, de forma que deciden hacer luchar a los 5 mejores luchadores de sus universos, a cambio de las Super Dragon Ball (que tienen el tamaño de un planeta, son de poder ilimitado, y están repartidas entre ambos universos).

Aquí sí voy a comentar un poco la trama, y desde luego, tengo que decir que era lo único que tenía sentido para mostrarnos los Torneos de Artes Marciales una vez más. Atrás quedaron los tiempos en que Goku podía pelear con los terrestres. Sus poderes están más allá, igual que los de Vegeta, incluso Piccolo y Majin Boo. La única forma de hacer un Torneo interesante era esa: que dejaran de pelear contra ellos y viéramos gente igual de fuerte de otro universo.

Lo que nos presentó a personajes curiosos: Botamo, una especie de oso de peluche gigante; Frost, un equivalente a Freezer pero muy caballeroso; Magetta, un robot cuyo núcleo es lava; Kyabe, un saiyan en cuyo rumbo de la historia no se dedicaron a conquistar planetas; y Hit, un asesino profesional de un milenio de vida.

Siendo un Torneo Universal, y aunque las tramas suelen inclinarse a favor siempre de los Guerreros Z, hay momentos de la batalla en la que se duda sobre quién puede ganar qué combates. Especialmente contra Frost. Y más especialmente, con Monaka, declarado por Bills como el guerrero más fuerte contra el que ha luchado. En resumen, una trama ligera, pero que tiene un tono de nostalgia al presentarnos nuevos personajes para pelear.

Tras esto, se sucedió la saga de Potaufeu de 4 episodios. Un relleno clarísimo, que no está a la altura para nada, y que me da demasiada pereza comentar. Simplemente, unos episodios en clave de humor, y que sólo sirven para darle algo de importancia a un Vegeta que queda un poco desaprovechado.

Y ahora, la saga más larga de todas las que ha presentado el anime, con 23 episodios. La saga de Trunks del Futuro. Bueno, obviando la base de que Trunks usa una máquina del tiempo para viajar entre dimensiones (porque en el momento en que salvó la vida de Goku, cambió la línea temporal. Por favor, eso es de primero de básica), la saga ha resultado bastante interesante.

Por un lado, la presencia en el futuro de Black Goku, un nuevo (y muy poderoso) enemigo que tiene el mismo aspecto físico que Goku contra el que tendrán las batallas más difíciles que han librado (incluso para el estado de Super Saiyan Azul). Trunks llegó a huir de él gracias al sacrificio de su madre y de May. Sí, May, de la banda de Pilaf (cuya versión niña se la ha pasado paseando por todo el anime, añadiendo un punto de humor en algunos momentos... y en otros momentos simplemente "rellenando" hasta los 20 minutos reglamentarios). Luchador formidable, tiene las mismas características de un saiyan: mejora a cada combate que libra. Una lucha por superarse constante.

Por otro lado, vamos más allá de los universos 7 (el de Goku) y el 6, sino que también se nos muestra el mundo de los dioses del universo 10. Aquí conocemos a Gowas, un kaioshin que está entrenando a su sucesor, Zamas. Zamas es un nuevo concepto de dios (pues hasta ahora, en Dragon Ball se nos mostraban siempre dioses que seguían las normas). Zamas va más allá y tiene sus propios intereses. Desconfía de los humanos y de lo destructivos que pueden ser, especialmente después de medir su fuerza contra Goku. Su posible relación con Black Goku es uno de los misterios que se debatía semana a semana hasta que se nos desveló la verdad.

Por cierto, este arco incluye tres episodios de relleno finales: uno en que Bulma quiere aprender a hacer una máquina del tiempo (un episodio que no se cuenta entre los mejores de la serie), un nuevo crossover con Dr. Slump (o como me gusta llamarlo, el insulto para el fandom de ambas series) y un enfrentamiento de béisbol (que tenía un nivel de humor bastante bueno, al estilo de Goku y Piccolo aprendiendo a conducir en Dragon Ball Z).

En resumen, lo han hecho muy bien. Incluso han profundizado más mostrando la jerarquía de los Dioses, los Ángeles e incluso Zeno-Sama, el rey de los 12 universos. Consecuencias, guiños a la saga original, y una animación que mejora poco a poco... aunque en algunos episodios recientes siguen dándose patinazos.

He leído algunas quejas de que "los arcos de Dragon Ball Super son más cortos que los de Dragon Ball Z". Efectivamente. Ciñéndonos a la verdad, lo son. Pero hay que tener en cuenta el cambio de tiempo de las series. Dragon Ball Z se emitió desde 1989 hasta 1996. Estamos en 2016. Han pasado 20 años. Actualmente, en base a cómo ha cambiado la forma de vivir, hacer sagas de 72 episodios arruinaría Dragon Ball Super, que está pensada para ahora: una época de lo rápido, de ver videos en YouTube de 10 minutos, de disfrutar de mucho contenido en poco tiempo. Este nuevo anime está adaptado para la época actual.

Expectativas cumplidas con respecto al anime. Me está gustando. Y voy a continuarlo hasta que termine.

A favor:
-Los personajes de Bills y Whis. El Dios de la Destrucción tiene un aire autoritario, y parece que sólo le interesa la comida, pero no deja pasar las cosas que están mal por alto. Su personalidad contrasta con la de Whis, más calmado.
-Zeno-Sama. Darle el papel del Rey de Todo a un personaje que parece tener 5 años es una idea brillante. Y punto.
-La Saga de Trunks del Futuro. Ha sido la más fuerte de todas las vistas. El misteiro ha ido unido a esta saga desde la presentación de cada uno de sus personajes, y va a ser difícil de superar.
-El dinamismo. Insisto en que hacer sagas cortas con más chicha por episodio está mejor que eternizarlas hasta el absurdo (5 minutos en Namek y tal).

En contra:
-Vegeta continúa desaprovechado. Y es de mis favoritos, así que me quema un poco el tema. Tiene momentos de relevancia, pero Goku es un acaparador.
-Se ha desaprovechado el uso del "Super Saiyan Dios". Especialmente cuando se usó para que Goku tuviera nivel para luchar con Bills... y repitieran el truco con el "Super Saiyan Azul". Mala planificación.
-Hay episodios que se centran en conversaciones que pueden aportar algo a la trama, pero que terminan antes de llegar a lo importante del asunto. Qué rollo.
-El crossover con Dr. Slump. Eso no parecía Dragon Ball. Era más bien BoBoBo. Y para ver absurdo, me veo BoBoBo, no Dragon Ball.

En fin. Van 70 episodios. Se prometieron al menos 100. Quedan 30 al menos... ¿Quizá un par de buenas sagas de 15 episodios? Tenemos una pendiente: el Torneo Multiversal. Eso promete estar mucho mejor que sólo los universos 6 y 7 luchando. Tiempo al tiempo.

Comentarios

  1. Desde Dragon Ball GT que no he visto nada nuevo de la saga. Como veo que te esta gustando igual le doy una oportunidad a esta nueva entrega.

    ResponderEliminar
  2. Es una continuación interesante. Ya me contarás si la ves y qué te parece.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Comenta, opina, lee otros comentarios y líala parda...