Desintoxicación mediática


Y es que hay que cuidarse, coño. Relajarse, intentar no darle vueltas a la cabeza... palabras que suenan muy bonitas, pero a mínimo que estés un poco rodeado de noticias, resulta imposible.

Yo antes tenía la coña de llamar a las noticias como las habituales, porque muchas veces parecen todas lo mismo un día tras otro, como un cuento inacabado, como la única frase que todo el mundo recuerda de El Quijote, como ver cuadros cubistas... Una y otra vez lo mismo.

Pero ya no. Ahora más bien me dan ganas de llamarlas depresivos naturales. Porque es leerlas, o escucharlas, y darse cuenta uno de la mierda de mundo en que hemos tenido la desgracia de aparecer, de qué personas son las que establecen las normas del juego. Y yo, que me enciendo rápido, leer las noticias cada día suponía sufrimiento, enfado, y un aumento de la misantropía que desbordaba los gráficos.

Si a eso le añadimos la mermada credibilidad de las noticias, que cada uno te las pinta como le da la gana (o ni siquiera te lo cuentan), y resulta que al final sólo te puedes creer el resultado de los partidos de fútbol, uno termina hasta la punta del nabo.

De forma que, desoyendo la frase de que "Hay que estar informado", voy a renunciar durante un tiempo a enterarme de las cosas. Se acabó eso de meterse a ver noticias por internet, de hacer clic en los post de Facebook, o de seguir a medios de comunicación en Twitter. Necesito desintoxicarme de toda esa mierda.

Sé que no se puede huir. Siempre te terminas enterando de cosas. Pero voy a hacer por no mojarme, por no opinar, por limitarme a hacer scroll o cambiar de tema. Quiero estar tranquilo por un tiempo.

Resulta paradójico, pues me estuve planteando hacer un post semanal, cada lunes, del tipo: Noticias que me tocaron los cojones la semana pasada, e ir haciendo "recap" de todo aquello que aumentaba mis niveles de bilis over 9000. Pero es un proyecto que va a tener que esperar. Necesito un poco de paz y tranquilidad estos días.

No voy a olvidar mis principios, ni las causas que están pendientes de ser ganadas, pero necesito un poco de distancia. La sensación de impotencia ante un mundo en que, por más que se lucha, nada parece cambiar, puede ser terrible. Y no tengo edad para que me empiecen a salir canas por estos temas.

Empieza un periodo, espero, de tranquilidad, aunque sea por un tiempo.

Comentarios

  1. Me parece una muy buena idea, a veces ed mejor desconectar, oxigenarse y coger fuerzas para vel el lado positivo de la vida y del mundo, por mucho que a veces nos empeños en esconderlo detrás de las desgracias e injusticias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin duda. De momento van 3 días y no estoy "con el mono", pero sí más tranquilo.

      Eliminar
  2. Me parece una muy buena idea, a veces ed mejor desconectar, oxigenarse y coger fuerzas para vel el lado positivo de la vida y del mundo, por mucho que a veces nos empeños en esconderlo detrás de las desgracias e injusticias.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Comenta, opina, lee otros comentarios y líala parda...