Animales Fantásticos y Dónde Encontrarlos es casi tan buena como Harry Potter

No sabía muy bien que esperar de Animales Fantásticos y dónde encontrarlos. Por un lado, servidor es Potterhead, así que tenía que ir a ver la película por la misma obligación de un católico va a la Iglesia. Por otro lado, aún me duelen los ojos después de haber leído Harry Potter y el legado maldito, algo que me bajó mucho el hype.

Pero había que ir al cine. Y fui. Y no me arrepiento. Esta película es el spin-off que la franquicia Harry Potter necesitaba. Y es casi tan buena como la saga original. Sí, tengo que decir casi. Es una gran introducción a esta nueva parte del universo creado por J. K. Rowling, es un spin-off muy digno, pero no es una película perfecta (lo sería si hubiera sido una película una, pero va a haber secuelas... y a pesar de la insistencia de Warner en explotar la franquicia, me da que esas continuaciones van a ser mejores).

En esta ocasión, me daba palo comentar toda la línea argumental de la película (me gusta lo suficiente para no estar sacando "peros" a cada cosa que ocurra, así que ¿para qué?), aunque sí voy a hablar un poco de los "bloques" en que se puede dividir la película. Pero antes de ello, una anotación: no está basada en el libro "Animales fantásticos y donde encontrarlos", un libro de Rowling que supone simplemente una enciclopedia de animales mágicos; la película explica los orígenes de dicho libro, que está firmado por Newton Scamander, el protagonista de este film.

🚫 Advertencia: no destripo la trama, pero sí hago comentarios sobre algunos aspectos.
Posibles spoilers 🚫

El primer bloque es el protagonizado por Newt, que llega a Estados Unidos con un maletín lleno de criaturas mágicas. Su camino se cruza con el del no-maj Jacob Kowalsky, quien buscaba un crédito para montar una...

—Oye, oye, Felikis. ¿Qué es un no-maj?
—Pues es el término que usan los estadounidenses para denominar a los muggles.
—Ams. ¿Y qué es un muggle?
—Gente no mágica. ¡Si no te has leído los libros, por lo menos mira la primera película de la saga! (y retén los datos).

El caso es que, por azares de la vida, Kowalsky libera a las criaturas de Newt. Juntos formarán un curioso dúo en que Newt le enseñará las criaturas que lleva en el maletín, además de empezar una persecución de las que huyeron por las calles de un Nueva York temeroso de la magia. Un sentimiento mutuo del que ya hablaré. En su búsqueda tendrán la ayuda de las hermanas Tina y Queenie Goldstein, una ex-auror y una bruja con mucha curiosidad por la vida de los no-maj. Este cuarteto deberá unir fuerzas para atrapar a las criaturas mágicas mientras huyen de la justicia.

El segundo bloque pertenece a Mary Lou Barebon, líder de los "Nuevos Salemitas", una mujer que odia la magia, y que pregona la existencia de brujas en Nueva York, adoctrinando niños. Su hija Credence se pasa la película cantando sobre matar brujas, mientras su hijo Credence no parece estar muy de acuerdo con esa madre que le inflinge castigos físicos.

Esto nos lleva a otros dos puntos importantes en la película. El más llamativo es cómo se vivía en aquellos finales de los años veinte en Nueva York, una sociedad mágica adaptándose al Estatuto Internacional del Secreto. Esto ha llevado a la prohibición del matrimonio entre magos y no-majs (ah, Rowling, cómo las lanza). Además, la sociedad mágica se enfrenta a la amenaza de Gellert Grindewald, un mago tenebroso anterior a Lord Voldemort.

Y todo eso lo mezclamos con unas lecciones de criaturas mágicas. Por un lado, unas muy bondadosas, que recuerdan por momentos a la magia vivida la primera vez que vimos Harry Potter en el cine, y por otro lado (donde sigue la trama) los obscurus, nacidos de la magia reprimida en niños, que son demoninados obscurials (porque ¿para qué usar menos términos cuando puedes sacarte palabras parecidas?). Uno de los aurores del MACUSA (el "Ministerio de Magia de los EEUU" persigue a estos obscurus que están ocasionando grandes daños por la ciudad.

Todo eso junto nos da una historia muy buena... que resulta ser un principio. Es decir, como puse al principio, podría funcionar perfectamente como una película única dentro del universo de Harry Potter, pero precisamente, que vaya a tener secuela, me impide verla como algo de "10". La cinta podría cerrar perfectamente ahí, pero no. Es el inicio de una nueva historia. Y en ese nuevo "todo", esta parte es sólo casi tan buena como la historia original. Máxime cuando parece que en futuras entregas, la balanza de importancia de personajes cambiará el peso de los platillos. Habrá que ver cómo se desarrolla el resto de películas para saber si llegar a igualar (o incluso, quien sabe, superar) a la octología del joven mago de cicatriz en la frente.

Merece unos cuantos puntos adicionales por hacer un poco de "equilibrio" con los elementos que ya conocíamos para contar una historia nueva. Guiños a La piedra filosofal, así como unos efectos visuales de las criaturas mágicas muy bien conseguidas, que nos recuerdan un poco más la magia que tenían las primeras cintas, mezclado con una trama más adulta que se acerca más a la iniciada al final de El cáliz de fuego con el renacimiento de Lord Voldemort. Incluso considero que esta nueva rama podría atraer a gente que recelaba de las películas originales a conocer esta parte no protagonizadas por niños (sí, admitámoslo, al público adulto les puede tirar para atrás una serie de historias de un niño mago).

Ahora sólo queda esperar a Animales Fantásticos y el subtítulo que se les ocurra. En 2018.


Comentarios

  1. 10 a tus palabras.
    Yo no salí muy conforme del cine; de hecho, me quedé al borde del mutismo, pero ese ambiente y esa manera en que se desarrollan ciertas relaciones me gustó mucho.
    Tras ver a Eddie como Hawking, creo que llegué a adorar a su Newt.
    Las criaturas mejoradas desde las presentadas en Harry Potter son fascinantes y la forma de Newt de luchar para que sean comprendidas y no masacradas es tal cómo pensé que sería. Newt = Francisco de Asís del mundo de la magia.
    La idea de más de dos películas no sé si funcione bien, pero sin duda cumpliré con la compulsión de ir a verlas al cine..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Newt es un buen personaje, sin duda (aunque los rumores para futuras películas dicen que va a perder peso). La verdad, me recuerda un poco a Hagrid con su pasión por los animales (si bien el semigigante era más amigo de las bestias potencialmente peligrosas de verdad). Veremos qué nos deparan las próximas películas.

      Eliminar

Publicar un comentario

Comenta, opina, lee otros comentarios y líala parda...