Cincuenta sombras de Grey

El martes noche me terminé de leer Cincuenta sombras de Grey, de E. L. James. Ese libro que por algún motivo se ha convertido en un éxito de ventas, motivo por el cual me decidí finalmente a leerlo, y ver si realmente el libro era para tanto, o las innumerables y despiadadas críticas que había por internet acerca de la obra eran ciertas. Y tengo que decir que internet se ha quedado corto.

El cómico Miguel Lago lo define perfectamente: auténtico terrorismo intelectual. La historia carece totalmente de sentido. Quizá porque ocurre a una velocidad de vértigo (en sentido cronológico, a mi se me ha hecho lento como si lo leyera en tortuga). La verdad, me encantaría ceñirme al derecho de cita para poneros el resumen que hace el cómico del libro, pero como no me fío de ese derecho, me las ingeniaré por mi cuenta, como hago siempre. Por cierto, un dato que no tengo por qué dar, pero voy a hacerlo: no compré la novela, me la prestaron.

A grandes rasgos, todos sabemos que la novela... o bueno, la trilogía, pero no tengo estómago para leerme las secuelas, va de folleteo. Concretamente, de folleteo bondage, ese que funciona con cuerdas, látigos, fustas, y demás elementos de esa índole. Irónicamente, eso podría darle algo de atractivo al libro, ya que no deja de narrar una historia de... voy a llamarlo amor, pero no tan empalagoso. Pero ni eso lo salva. Aunque realmente preocupante de la historia son esos elementos llamados "personajes". Si se supone que una buena historia debe atraer por la empatía de los personajes, en este caso al finalizar el capítulo 1 yo ya quería que murieran todos, en las circunstancias más terribles. Vamos a dar un repaso, y obviamente, hay ALERTA DE SPOILERS. Y también ALERTA DE DISCONFORMIDAD, es decir, que si te gustó el libro, no te gustará lo que voy a decir, y por tanto, atente a las consecuencias si lo lees.

Empecemos por ella: Anastasia "Ana" Steele, una joven en sus últimos días en la universidad. A priori. Y no es porque vaya a suspender, sino que pese a sus 24 años, tiene la estabilidad emocional de una niñata de 15. ¿Sabéis esas chicas tan molestas que babean por cualquier guaperas televisivo sin talento? Pues esta tía es lo mismo con el protagonista. Carece de criterio y de capacidad de toma de decisiones, además de una falta de amor propio y desconfianza que roza los límites de la depresión por infravaloración. Por no hablar de su abrupto cambio: en cuestión de páginas, pasa de ser una jovencita virgen a algo similar a una adicta al sexo, por emplear el término suave. Además, irónicamente, pese a estar en una carrera de letras, carece de inteligencia para esto: la historia la narra en primera persona, pero no es capaz de emplear sinónimos (tema que mencionaré más adelante). Su mayor problema es que quiere que Christian Grey sea un "amor ideal" como el de lis libros y el cine. Y esto hay que decirlo: ESO NO EXISTE. PUNTO.

Continuemos con él. Christian Grey, como ya hemos dicho, folleteo bondage. Es lo que le gusta, es su rollo, provocar el placer pero siempre a base del dolor. Y sobre todo, imponer su voluntad siempre, en la cama, en el trabajo, cazando ratas en las alcantarillas... (esto último no ocurre, pero pongo la mano en el fuego a que mejora la novela... cosa que no es muy difícil). Pues bien, este tipo merece lo que da: ser dado de ostias, pero en toda la cara hasta desfigurarle el rostro, por gilipollas. Un tío así resulta desagradable. Y al igual que Anastasia, es muy limitadito en sus frases. Por no mencionar que sí, que es un millonario y que sea excéntrico no es nada del otro mundo. Pero de ahí a tener que fimar un puto contrato para mantener relaciones con él... es el colmo del ego desmesurado.

Y luego, aparte de esto, tenemos un reparto completo de personajes menores, que lo mismo da si aparecen o no: no se les toma cariño tampoco, y aparecen por no hacer un monólogo. Destacable la amiga íntima de Anastasia: Kate. Y con íntima me refiero a metomendoto. Y con destacable me refiero a que también merece ser ostiada, como Grey y Steele, por meterse donde no la llaman, que parece trabajar para la puta prensa del corazón.

Con respecto al estilo narrativo... es un pozo de muletillas. Dicen siempre las mismas frases. Grey tiene cuatro: "deja de morderte el labio" (ampliable a "o te follo aquí mismo"), "no pongas los ojos en blanco) (ampliable a "o te follo aquí mismo"), "tienes una piel preciosa", y "señorita Steele". ¡Tócate los cojones! ¡Se la tira como si no hubiera otra actividad en el mundo, y la llama de usted y por el apellido!

Y en lo referente a ella, tenemos: "enciendo/miro el cacharro infernal" (se trata de un Mac que él la regala), "la diosa -del sexo- que llevo dentro [insertar aquí cualquier gilipollez, ya sea que baila con pompones o que está muy lujuriosa]", "mi conciencia [insertar aquí lo contrario de la diosa del sexo], y "quiero tocarlo".

¡¿Cómo es posible?! ¡Que alguien me explique cómo esto puede gustarle a la gente! ¿En serio a las tías les pone? Deberíamos pasarnos por un sex-shop para preguntar si las ventas de látigos, fustas, y elementos similares han aumentado desde que se popularizó el librito de marras! ¡Yo quiero saberlo! Pero no me apetece entrar a un sex-shop.

Lo mejor del libro es (ALERTA DE LO MÁS SPOILER, PORQUE ES EL FINAL DE LA NOVELA) es cuando ella le deja por llegar a ciertos límites. Le abandona. Se acabó. Ole. NO ES NECESARIA ESCRIBIR UNA PUTA SECUELA. El libro termina bien así, de forma feliz (para mí como lector), querer escribir secuela se carga totalmente lo tranquilo que me quedé al final. Por eso no voy a seguir con el resto de la trilogía. Para mi, la historia tiene ahí su punto final.

Creo que no tengo más que añadir, de forma que, me despido, hasta la próxima entrada.

Comentarios

  1. Veamos, como primer apunte te diré que no es un libro que rebose inteligencia, si no para pasar el rato. Dices que si a las mujeres les gusta lo que Christian Grey hace, pues te diré que a una gran mayoría si, pero si el tío ES GUAPO.¿Sorprendente? quizás, no por ello criticable aunque es a lo que te dedicas todo el santo día, pareces labordeta. Es raro que con las cosas tan porno que escribes eso no te guste. De todas formas leer la opinión de alguien sin criterio como tú es una auténtica pérdida de tiempo. No me considero afín a la saga pero se que lo que has dicho no son más que gilipolleces. A ver si hablas de algo con más sentido que tonterías de estas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si no vas a defender la novela entonces no se a qué has venido. Oh, espera, si lo se, a hacer lo mismo de lo que tú acusas a Felikis, CRITICAR. Y puede que también escriba porno, pero al menos él no tiene la cara dura de intentar presentarlo como el supuesto gran éxito que 50 Sombras de Gray trata de ser.
      En resumen, que cada cual tiene derecho a opinar lo que quiera, más si es en su propio espacio como es el caso de Felikis y su blog. Por cierto, si tanto defiendes tu postura, ¿Por qué comentas en anónimo?

      Eliminar
  2. Espera, espera..
    Tú escribes porno!!?? XD q gran sorpresa, no m lo esperaba. Y yo la verdad sq no m he leido el libro ni ganas q tengo y por cierto, si han aumentado la venta de látigos, fustas, esposas y etc

    ResponderEliminar
  3. ¡Alabada seas, Soph!

    Comentar en anónimo es un claro signo de cobardía, algo que nosotros no poseemos, por supuesto.
    No entiendo como dan tanto revuelo a las 50 sombras. El bondage existe en la literatura desde hace siglos, gente floja, hay que ver. Que ahora viene un tipo a desatar los instintos más primitivos de una mujer o no hahaha Por favor, hay otros autores más selectos en la materia.

    Francamente, prefiero subirme a un juego que me haga tragar el vómito que aventurarme a pasar de las 20 páginas de ese libro.

    Felikis, no hagas caso, no pienso que escribas con la misión de criticar, pero lo positivo o irónico es que te sale muy bien.

    PD: ahora si que siento deseos de saber qué carajo escribes que se puede catalogar como: "porno", me haré un tiempo esta noche.

    ResponderEliminar
  4. Xobolina: Gracias por tus palabras :)

    seleneskar: Sí, lo escribo, veo que ya lo has comprobado según tu comentario en uno de esos relatos. Y dices que aumentaron las ventas... la verdad, me lo esperaba.

    rina_sunshine: Muchas gracias :) Los relatos que se pueden catalogar como "porno" los tienes aquí

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Comenta, opina, lee otros comentarios y líala parda...