Coma



Nuevo libro que leo, nuevo libro que comento. Ya leí el ño pasado un par de libros de Robin Cook ("Contagio" y "Crisis"), y este ha tocado el libro Coma, anterior a ambos y que se remonta a sus inicios. Fue su segundo libro, pero primera gran publicación (ya había probado suerte con Médico interno, pero no se vendió muy bien; cómo me gusta informarme para hablar de estas cosas).

En "Coma" nos encontramos  Susan Wheeler, estudiante de medicina, 23 años, y muy atractiva que termina en el Boston Memorial Hospital con cuatro compañeros para empezar su formación práctica. Por casualidades de la vida, se encuentra con que unos días antes, una joven de su misma edad terminó en coma durante una operación rutinaria, por un problema con la anestesia y el oxígeno. Ese mismo día, un paciente con quien ella habla, sufre el mismo revés. Susan decide entonces investigar cómo es posible que dos pacientes terminen de la misma forma.

Ya desde este libro puede verse cual es una línea argumental común del señor Cook. Veo varias similitudes entre Coma y Contagio, en sus argumentos y narraciones. Incluso el estilo del final es bastante similar, aunque a efectos prácticos el final es totalmente direfente. No obstante sigue siendo un libro muy detallado (algo bastante útil), incluyendo un montón de terminología médica que no he comprendido. No es mi campo, y tampoco lo considero fundamental para entender la historia. Fundamental sería si mañana me diera por practicar operaciones a corazón abierto (?)

No es una novela especialmente coral, por lo menos en lo que se refiere a personajes importantes. Susan es acompañada por Mark Bellows, residente de cirugía con quien tiene química muy pronto, aunque no comparte la creencia de Susan de que haya algo oscuro; Howard Stark (que con ese apellido no he podido evitar ponerle el rostro de Robert Downey Jr., por Iron Man), el jefe del Departamento de Cirugía, que no hace oídos sordos a todo lo que Susan le cuenta; D'Ambrosio, un sicario destinado a detener a Susan cuando sus progresos hacen enfadar a varios de los médicos del hospital (Harris, Nelson...), y Walters, un médico que desaparece justo cuando un buen puñado de medicamentos y drogas aparecen en uno de los armarios del hospital.

La historia nos sumerge también en el tema del machismo médico. Desde los ojos de Susan podemos ver cómo una mujer intenta hacerse su hueco en un mundo donde predomina el género masculino. Muchas alusiones que la irritan (y con razón) sobre su sexo, sobre que la mayoría de sus colegas la verían siempre primero como mujer y luego como médico... Y finalizando el libro con una nota explicatoria al respecto al tema principal del que se habla en el libro, la donación de órganos.

Con todo una historia buena, que invita a pensar y reflexionar, tensa, aunque en algunas ocasiones no pude evitar hacer "lectura en diagonal". Con sus casi 400 páginas, merece la pena leerlo, para los fans de historia de misterio.

Comentarios