Entradas

Mostrando entradas de enero, 2017

Arte perdido

Imagen
Esta entrada va dedicada a todas las obras de arte que se han perdido a lo largo de los años y los siglos.

El origen de este pensamiento, al que creo que no le dedicamos bastante atención (salvo que nos toque algo así de cerca), viene a raíz de que llevando bastante tiempo administrando la Sherlock Holmes Wiki, me he topado varias veces con algunas piezas de las que se conoce la existencia, pero de los cuales, por alguna razón, se han perdido las copias existentes.

Y por supuesto, esto sólo sería la punta del iceberg. ¿Cuántas películas clásicas, auténticas joyas, han desaparecido? ¿Cuántas composiciones? ¿Cuántos libros? ¿Cuantos cuadros de artistas reconocidos? Obras del ser humano que pertenecen a la nada. Al no existir. A la desaparición. A la pérdida.

Y no sólo esas obras que se conocen pero que ya no están. ¿Y todas las obras perdidas? ¿Obras que se desconocía incluso la existencia? ¿Acaso no es triste saber que también se han llegado a perder? El ser humano es mortal y caduco,…

Engranajes

El funcionamiento del mundo es como el de una máquina. Miles de millones de engranajes, funcionando juntos... para uno o varios entes. La máquina se ha forjado durante el número de años suficientes para que parezca que ha avanzado. Pero no avanzamos. Llevamos años en que la inteligencia del homo sapiens, que nos había permitido mejorar la vida de la gente, ha pasado simplemente a construir nuestros propios placebos. No hay más pasos hacia adelante. O es que la vida se me hace demasiado lenta. Pero si ese es el caso, y el siguiente paso va a estar mejor que nosotros, les envidio.

Porque la máquina en la que trabajamos se ha construido tan bien, tan perfecta, que tiene una tolerancia a fallos brutal. Los engranajes contribuimos a su funcionamiento cumpliendo nuestro cometido. Ese cometido hay muchos que lo viven voluntariamente, pensando que hacen lo correcto en hacer funcionar una máquina que simplemente se está aprovechando de ellos. Y si llegan a pensar, piensan que han nacido para q…

Sherlock - Cuarta temporada

Imagen
Sherlock es de esas series que dejan huella. Llevábamos desde 2014 esperando la cuarta temporada de una serie que prometía mucho, y que ha cumplido las expectativas creadas.

Por si no es elemental, la siguiente entrada va a tener SPOILERS muy gordos. Vuelve atrás sin leer una palabra más ;)

En realidad, no hemos esperado "tanto", ya que esta cuarta temporada vio sus orígenes en el episodio especial del año pasado La novia abominable. Un episodio que nos situaría en la época del canon holmesiano, la Inglaterra Victoriana, donde vimos a unos resueltos Holmes y Watson conociéndose (una vez más) e intentando resolver el misterio de Emelia Ricoletti: una mujer que se quitó la vida, pero resucitó. ¿Casualidad? Para nada. Jim Moriarty volvió al final de la tercera temporada, y Sherlock debía resolver el caso, para lo cual usó su palacio mental e intentar resolver ese caso no concluido de 1895, mostrando un maravilloso viaje entre aquella época y la nuestra. Sherlock Holmes es, al fi…

Una ROM de Android me acaba de decepcionar

Imagen
Pensaba que nunca llegaría el día. He usado Android desde hace casi 7 años, y por lo general, cada nueva actualización mejoraba la experiencia de la anterior. He manejado un número finito de versiones: 2.3 y 4.0 (en un Sony Ericsson), 4.1 (en un Sony-no Ericcson), 4.4 y 5.1 (en mi Xiaomi).

Bueno, pues resulta que he tenido que pegarme con uno de estos Xiaomi para conectarlo al PC.

No debería ser nada del otro mundo. En todos los Android que he tenido (y en algún otro que me ha tocado echar una mano) bastaba con entrar en los Ajustes, Almacenamiento, y por ahí había una opción que permitía activar o desactivar el MTP (que básicamente es lo que hace que tu ordenador reconozca el móvil como un pendrive y le puedas meter fotos, música y bolas chinas). El procedimiento para activar eso es más simple que sumar 2 y 2.

Pues ¡ay!. ¡Ay!, amigos, ¡ay!. Qué dolor tengo en mi alma. MIUI, la ROM de Android que se actualiza cada semana, que permite trastear el mayor número de opciones sin necesidad…

Borde

Imagen
Por algún motivo, tengo cierta fijación en los personajes ficticios que podrían clasificarse bajo la etiqueta de "bordes". Sin filtro alguno, soltando groserías, sin que (por norma general) ese comportamiento contraproducente les acaree algún problema en sus vidas. Forma parte de ellos, y la gente a su alrededor ha parecido aceptarlos como una verdad ineludible.

House, Sherlock Holmes, Sheldon Cooper... son muchos los ejemplos que podría citar de "bordes carismáticos", pues no podríamos tolerar a alguien así en nuestro día a día, pero disfrutamos viéndolos en pantalla. Y sin embargo, al menos en mi caso, me puedo llegar a sentir cautivado por poder vivir de esa forma.

Dejando de lado que en mi cerebro no tengo un equipo de guionistas tan bueno como para soltar los cortes que estos personajes sueltan en cada episodio, no es la primera vez que pienso que estaría bien poder vivir así...

Me toparía con un problema: todos son los ases en su campo. ¿Esperaron a tener ren…

Desintoxicación mediática

Imagen
Y es que hay que cuidarse, coño. Relajarse, intentar no darle vueltas a la cabeza... palabras que suenan muy bonitas, pero a mínimo que estés un poco rodeado de noticias, resulta imposible.

Yo antes tenía la coña de llamar a las noticias como las habituales, porque muchas veces parecen todas lo mismo un día tras otro, como un cuento inacabado, como la única frase que todo el mundo recuerda de El Quijote, como ver cuadros cubistas... Una y otra vez lo mismo.

Pero ya no. Ahora más bien me dan ganas de llamarlas depresivos naturales. Porque es leerlas, o escucharlas, y darse cuenta uno de la mierda de mundo en que hemos tenido la desgracia de aparecer, de qué personas son las que establecen las normas del juego. Y yo, que me enciendo rápido, leer las noticias cada día suponía sufrimiento, enfado, y un aumento de la misantropía que desbordaba los gráficos.

Si a eso le añadimos la mermada credibilidad de las noticias, que cada uno te las pinta como le da la gana (o ni siquiera te lo cuent…

Año nuevo, propósitos nuevos (o algo)

Imagen
¡Felikis Año Nuevo! Desde luego la cosa promete empezando con chistes de mierda como ese.

Otro año que espero publicar de seguido, porque como sea como el anterior, voy a tener que pagar un mantenimiento adicional para limpiar el polvo y las telarañas de vez en cuando. Porque soy así, de publicar cuando me apetece. Al fin y al cabo, no gano dinero con este blog (y ganarlo lo convertiría en un trabajo, y perdería el 90% del encanto que tiene ahora, por la parte que me toca).

Y para entrar en este nuevo año, tengo un par de propósitos:

1. Dejar de hablar de política. Estoy muy quemado con este tema y me quemo más hablando de él. Se acabó. Ya lo dije todo con el resultado de las últimas elecciones generales. Así que pasando en moto.

2. No hacer reto de lectura. Voy a seguir leyendo y reseñando las obras. Pero no voy a marcar un objetivo de X libros al año porque al final siempre voy apurado, y me termina pasando como con lo de publicar: cuando lo haces más por obligación que por ocio pier…